Hoy

Alwin van der Linde, el holandés constante

Alwin van der Linde, el holandés constante
  • El pintor lleva afincado en Montánchez más de una década

Quizás el eslogan tuviera razón, ya que desde hace tantos años los holandeses han sido errantes y han tenido fama de viajeros. No en vano Wagner puso música a su propio libreto de carácter autobiográfico, “El holandés errante”, de un barco que atraviesa todas las vicisitudes en su tormentoso viaje, y los holandeses también fueron los encargados de coger el testigo de la expansión colonial hispana, fundando imperios transoceánicos como la Compañía de las Indias Orientales y Occidentales.

Pues bien, sin esas ambiciones imperiales, pero sí con un criterio de imbricación social y de permanencia, viven entro nosotros, concretamente en Montánchez desde hace más de una década un holandés constante, que al igual que su colega, el pintor Covarsí en su cuadro Atalayando gusta de ver el paisaje extremeño desde la altura que proporciona su casa en la ladera del Castillo de Montánchez, en el centro geográfico de Extremadura, con vistas a las dos provincias y desde cuyo altozano los días claro puede vislumbrarse más de 80 km en derredor. Es el pintor Alwin van der Linde (La Haya, 1957).

Lee el post completo en el blog Guiris por Extremadura