Hoy

EQUO reclama la paralización de los planes para extraer gas en Doñana

Parque Nacional de Doñana, en Huelva.
Parque Nacional de Doñana, en Huelva. / J.M. Reyero (Efe)
  • El partido ecologista presenta 8.000 firmas en el Ministerio de Medio Ambiente para pedir políticas a largo plazo en el parque natural

Dos grandes amenazas se ciernen sobre Doñana en el corto plazo, según los ecologistas. Por un lado, el proyecto de Gas Natural Fenosa que pretende la investigación y extracción de gas mediante sondeos y la ampliación de gasoductos. Por otro, la disminución de los recursos hídricos del acuífero debido a la sobreexplotación a la que se ve sometido por las presiones de la agricultura intensiva, las urbanizaciones costeras o las actividades industriales de la zona.

El diputado de EQUO en el Congreso de los Diputados Juantxo López de Uralde y la diputada en el Parlamento de Andalucía Carmen Molina han presentado este viernes en el Ministerio de Medio Ambiente 8.000 firmas (también se las entregarán en los próximos días a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz) para reclamar el fin de estos proyectos y exigir un plan para el parque con la vista puesta en 2050.

“El entorno de Doñana está muy deteriorado. De hecho, la Unesco, que lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1994, se tiene que pronunciar en diciembre sobre si lo va a degradar por ssu mal estado actual”, explica Carmen Molina. La diputada andaluza recuerda que la Junta de Andalucía ha concedido los permisos de explotación a Gas Natural tras trocear el proyecto en cuatro, de manera que ha sido más fácil su puesta en marcha.

“Con el beneplácito del Ministerio de Industria y de la Junta de Andalucía, la joya española del medio ambiente se está convirtiendo en una instalación industrial”, denuncia, por su parte, López de Uralde, que explica que en el parque se está utilizando el ‘fracking’, “una técnica altamente contaminante para los recursos hídricos”, para sacar el gas.

A juicio de EQUO, el proyecto que está llevando a cabo Gas Natural puede ser un nuevo Castor. Aseguran, por un lado, que no es necesaria la construcción de estas instalaciones porque la Estrategia Nacional del Gas apuesta por otras energías y a la vez, puede tratarse de una gran infraestructura que cuando sea abandonada, dé lugar a reclamaciones de indemnizaciones por parte de las empresas.

Entre otras medidas, EQUO reclama al Gobierno central y a la Junta de Andalucía que no autoricen ninguna infraestructura o instalación energética en Doñana o en su entorno, que se garantice un aporte de agua anual de origen natural al parque y que se erradiquen especies invasoras como el eucalipto y se restauren zonas degradadas del espacio con especies autóctonas.