Hoy

“¿Se puede saber a dónde vas con esa pinta?”

Lo importante de nuestros hijos es lo que tienen dentro, la ropa solo es envoltorio.
Lo importante de nuestros hijos es lo que tienen dentro, la ropa solo es envoltorio. / Xiaobanya
  • El autor, Carlos Pajuelo, ofrece algunas ideas para saber cómo actuar en estos casos

Mi amiga Paqui, que llevaba un tiempo tranquila con sus niños, me llamó el otro día para hablarme de su nuevo desasosiego: “Carlos, mi hijo se pone camisetas y vaqueros rotos y es como un uniforme siempre vestido igual, y no te quiero ni decir cómo lleva los pelos, se pasa 15 minutos delante del espejo, peinándose un despeinado. ¡Qué pinta lleva! No me gusta cómo va y no sé si debo ceder u obligarle a que se vista más normal”. Y a renglón seguido me dice:”¿Qué hago?”

Y eso me lo pregunta a mí, que soy el asesor de madres-padres, pero todas las mañanas tengo la duda de qué ropa ponerme, si pega o no pega y echo de menos a mi cuñada Tete Cabezas que tiene la habilidad de organizarte “conjuntos” en un periquete.

La ropa y el peinado es lo de fuera y lo importante de nuestros hijos es lo de dentro, así que no hagamos dramas con ropas y pelos, porque esta no es la pelea de los padres.

Lee el post completo en el blog Escuela de Padres.