Hoy

MANIFESTÓMETRO

Los 'provida' no eran dos millones, eran 55.316

Ramón Adell no es el único 'manifestólogo' en lucha contra la tendencia española a la exageración. Junto al colectivo Contrastant, hasta 2015 funcionó la web 'El Manifestómetro' -su lema: «Nunca diremos que sois cinco o seis... salvo si sois cinco o seis»-, que se despidió en 2015 con una estimación de 42.000 asistentes en la Marcha del Cambio, una sexta parte del cálculo de los organizadores (Podemos) y la mitad que la Policía. Más ambiciosa fue la empresa Lynce, contratada por la Agencia Efe: utilizaban un zepelín para recoger una imagen cenital que se completaba con otras cámaras a lo largo del recorrido. El programa informático de recuento permitía numerar a los asistentes uno a uno. Su director, el psicólogo bilbaíno Juan Manuel Gutiérrez, señala que hoy en día el conteo se podría realizar de forma mucho más fácil y barata gracias a los drones y a las nuevas tecnologías, pero falta interés. Lynce cosechó muchas broncas por decir que en una marcha contra el aborto en Madrid no había 2 millones de personas, sino 55.316, que a la marcha del Orgullo Gay acudieron 58.171 y no millón y medio, o que los sindicatos reunieron a 17.228 trabajadores -y no 500.000- en la huelga general del 29-S, con un margen de error en torno al 15%. «No les gustaba que les dieran con la ciencia en la cara. Pero nosotros contamos cabezas, no nos importa lo que haya dentro», se defiende Gutiérrez. Cerraron en 2010.