Hoy

"Aquí tienes la cuerda, ahórcate si quieres"

  • El acusado por intento de estrangulamiento y la víctima se cruzan alegatos de intento de suicidio

El hombre acusado de intentar asesinar a su esposa estrangulándola con una cuerda, tras quebrantar la orden de alejamiento que le había sido impuesta por malos tratos, ha negado este martes los hechos alegando que la halló "colgada" de la soga en un balcón del asadero de pollos que compartían en la localidad granadina de Churriana de la Vega, Esto ocurrió después de una discusión en la que le dijo que se iba "a quitar la vida", una amenaza que, según el testimonio de la mujer, también utilizó él en dicho desencuentro.

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzga desde este martes estos hechos por los que la Fiscalía le pide un total de 13 años de prisión por un presunto delito de asesinato en grado de tentativa, y otro de quebrantamiento de condena.

Según la versión del acusado, el 23 de mayo de 2014 por la tarde, a la salida del asadero, al que había vuelto para "revisar" que había cerrado el butano y tras trabajar "como un día normal y corriente" pues tenían "un acuerdo" para ello pese a la orden de alejamiento, se encontró a su aún esposa que accedió por la puerta de la casa colindante de su madre.

Estaba "muy alterada" porque le había "pedido el divorcio" y se había enterado de su intención de montar otro negocio para lo que quería vender la maquinaria del que compartían, pues "la situación económica era muy mala", ha indicado ante el tribunal el acusado, que ha respondido a las preguntas del Ministerio Público y de su defensa, rehusando hacerlo a las de la acusación particular que defiende los intereses de la mujer y que eleva su petición de pena a 15 años de prisión.

Lee la noticia completa en Ideal.

Temas