Hoy

Los Veintiocho dan luz verde a la ratificación del Acuerdo de París por parte de la UE

Madrid, envuelto por la contaminación.
Madrid, envuelto por la contaminación. / Paco Campos (Efe)
  • Los dirigentes europeos han optado por un procedimiento inédito, el de la ratificación por parte de las instituciones del bloque sin esperar a que finalicen los 28 procedimientos nacionales

La Unión Europea ha adoptado este viernes un procedimiento inédito para ratificar rápidamente el Acuerdo de París sobre el clima, como ya hicieron China y Estados Unidos, y poder influir así en las primeras negociaciones sobre su aplicación previstas en noviembre en Marruecos.

"Todos los Estados miembros dieron el visto bueno a una rápida ratificación del Acuerdo de París por la UE. Aquello que algunos pensaban que era imposible es ahora real", ha subrayado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un tuit.

Los dirigentes europeos han optado por un procedimiento inédito, el de la ratificación por parte de las instituciones del bloque sin esperar a que finalicen los 28 procedimientos nacionales. Este procedimiento había generado reticencias entre varios países, al temer que la ratificación rápida sentara un precedente para la adopción de otros acuerdos internacionales.

En la declaración conjunta adoptada durante el encuentro, los 28 dejan claro, no obstante, que esta decisión "no puede ser interpretada como un precedente", ya que llega en un "contexto único" para "asegurar la participación de la UE en la primera reunión" del Acuerdo de París. Ahora la pelota está en el tejado del Parlamento Europeo que deberá dar su visto bueno el 4 de octubre, antes de que el Consejo de la UE, que representa a los 28 países, ratifique a su vez el acuerdo.

La ONG Climate Action Network (CAN) ha celebrado esta decisión "excepcional" y ha urgido a la UE "a mostrar el mismo compromiso para aumentar su acción climática en la línea de los objetivos del Acuerdo de París".

Condiciones para su entrada en vigor

El 12 de diciembre, 195 países y la UE se comprometieron en la conferencia del clima de París (COP21) a detener el alza de la temperatura del planeta "muy por debajo de los 2ºC" y ayudar económicamente a los países más vulnerables al calentamiento global. Nació entonces el llamado Acuerdo de París, que reemplazará a partir de 2020 el actual Protocolo de Kioto. Para su entrada en vigor, 55 países que representen el 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) deben ratificarlo.

La primera condición ya se cumplió y, tras el anuncio de India de ratificar el texto el próximo 2 de octubre, el objetivo del 55% está cada vez más cerca y la UE quiere ser el "detonante" de su entrada en vigor, en palabras de la ministra española de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

"Esta etapa decisiva podría permitir superar el objetivo del 55% de las emisiones de gases de efecto invernadero necesario para la entrada en vigor (...) y mantener el papel decisivo de la UE", ha señalado la ministra francesa Ségolène Royal, actual presidenta de la COP.

Bruselas busca no descolgarse del grupo de países que negociarán en Marrakech (Marruecos) cómo dar vida a este acuerdo, el primero de carácter mundial, máxime cuando China y Estados Unidos ya tienen asegurada su silla. Sólo los países que presenten sus ratificaciones ante Naciones Unidas antes del 7 de octubre tendrán voz y voto en esa reunión. Pekín y Washington lo hicieron el pasado 3 de septiembre.

El bloque europeo representa en conjunto alrededor del 12% de las emisiones de gases de efecto invernadero mundial. No obstante, sólo el porcentaje de los países cuyos parlamentos nacionales hayan ratificado el acuerdo entrará en el cómputo total, después que la UE también lo haya hecho. Por ahora, sólo Alemania, Austria, Francia, Hungría, Malta, Eslovaquia y Portugal han finalizado o están a punto de hacerlo su proceso de ratificación. España no podrá hacerlo en breve, al contar con un Gobierno en funciones. A fecha 30 de septiembre, 61 países han presentado sus ratificaciones ante la ONU.

La lucha contra el calentamiento global se hace cada vez más imperiosa, alertaron el jueves siete reconocidos climatólogos, para quienes "es necesario duplicar, incluso triplicar los esfuerzos" para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero. El planeta está a punto romper su tercer récord anual consecutivo de calor desde que se miden las temperaturas, en 1880.