Hoy

Una princesa saudí denunciada por ordenar que le diesen una paliza a un trabajador francés

  • Presuntamente gritó: «hay que matar a este perro que no merece vivir»

Según informa ABC, un pequeño empresario francés ha presentado una denuncia contra una hija del ex rey Abdalá bin Abdelaziz al-Saud de Arabia Saudí, por ordenar a sus guardaespaldas que le diesen una paliza. Según la denuncia presentada por el damnificado, especializado en obras y trabajos en el interior de residencias particulares, la princesa saudita se habría negado a pagar los trabajos realizados y echó al empresario de mala manera, diciendo a uno de sus guardaespaldas: «Hay que matar a este perro. No merece vivir».

El hombre había realizado diversos trabajos en la residencia de la princesa en la Avenue Foch, no lejos del Arco del Triunfo. Según su versión, deseaba hacer algunas fotos de cómo habían quedado las habitaciones y utilizarlas como «tarjeta de visita» para potenciales clientes. La princesa, ofendida, ordenó a sus guardaespaldas que lo mataran. Los escoltas, armados, comenzaron por obligar al trabajador que se arrodillara a los pies de la princesa saudita y le besara sus babuchas. Aterrorizado, el empresario ejecutó rápidamente la orden, antes de recibir una soberana paliza.

Abandonado en la calle, el artesano se apresuró a presentar una denuncia en una comisaría. La Policía ha interrogado a los guardaespaldas de la princesa saudita, que niegan por completo los hechos denunciados por el empresario parisino, quien reclama 20.000 euros por los trabajos realizados. Según su versión, los hombres se niegan a devolverle sus herramientas y pagar las facturas.

Lee la noticia completa en ABC.