Hoy

Ocho alimentos más peligrosos de lo que parecen

Ocho alimentos más peligrosos de lo que parecen
  • En España 1400 personas fallecen al año por esta razón. Existen maniobras claves para evitar este tipo de situaciones pero que no todo el mundo sabe aplicar

Mucho cuidado con el ansia por comer, porque se pueden llevar un disgusto. El portal ‘Cocinatis’, según informa Ideal, recoge un dato bastante revelador, y es que 1400 personas fallecen al año por atragantamiento. De hecho, existen maniobras como la de Heimlich que nos indica paso por paso cómo debemos actuar en un caso así. Una situación que puede resultar embarazosa. Por ello se recomienda precaución.

Cabe destacar que el portal mencionado con anterioridad desvela una lista con hasta ocho alimentos con un alto riesgo de producir este tipo de situaciones. ¿Quieres saber cuáles son? Aquí te los indicamos:

1- Zanahoria cruda: Es difícil de reblandecer y por ello se tiende directamente a tragar. Por ello se recomienda que se corte en trozos muy pequeños. De igual forma sucede con los pepinos y también los puerros.

2- Sándwiches muy densos: Algunos resultan más apetecibles según el tamaño. Pero la gran cantidad de componentes pueden hacer pasar un momento desagradable, no sólo por el pan de molde que se pega en el paladar. Siempre con cuidado y a ser posible con un vaso lleno de agua cerca.

3- Frutos secos: No podían faltar en esta lista, principalmente aquellos que deben ser extraídos de su cascarón. Pipas, cacahuetes, nueces, pistachos…todos ellos valen como ejemplo.

4- Pescado con espinas: De igual forma, hay que comer con cierto cuidado aquel pescado que pueda contener espinas muy pequeñas en su interior. Recursos como la miga de pan se emplean desde tiempos ancestrales y dan resultado.

5- Mantequilla de cacahuete: Por su densidad y textura pegajosa puede atascar la garganta. Es uno de los principales enemigos en Estados Unidos y uno de los grandes problemas en los menores de edad.

6- Palomitas de maíz: Aquí el problema lo encontramos en la propia semilla. Algunas no se terminan de hacer en el microondas y siempre quedan esas bolitas que, por gula, se prueban. Cuidado porque se pueden ir para otro lado.

7- Carne: Es altamente recomendable partir cuidadosamente los trozos de carne y no introducirlos en la boca en grandes proporciones. Se puede convertir en una bola imposible de digerir, y si se consigue, puede dar un susto.

8- Uvas: Otro clásico. No será la primera ni la última Nochevieja que hayan visto en su mesa cómo alguien tiene algún que otro problema con ellas. Cuidado con el hueso.