Hoy

Para acabar con el antieuropeismo, billetes de tren gratis

El Eurostar, procedente de Londres, llega a la estación Norte de Paris
El Eurostar, procedente de Londres, llega a la estación Norte de Paris / AFP
  • El presidente de grupo parlamentario europeo conservador, el alemán Manfred Weber, propone que la UE les regale a los jóvenes que cumplan 18 años un billete de tren para conocer los paises socios

No son pocos los políticos europeos que se devanan los sesos buscando una fórmula para poner freno a los movimientos populistas y antieuropeos que están surgiendo en diversos países de la Unión. El presidente de grupo parlamentario europeo conservador, el alemán Manfred Weber, cree haber encontrado la solución. Y esa solución viaja en tren. Su propuesta es que la UE regale a cada europeo, en la fecha en que cumpla 18 años, un billete de tren gratis para que recorra el continente a su antojo y tenga la oportunidad de conocer personalmente la realidad que nos une. “Ya sé que con esto no se solucionan los grandes retos que Europa tiene ante sí, pero estoy seguro de que esta iniciativa tocaría el corazón de los jóvenes a favor de Europa”, ha dicho Weber en una entrevista publicada por el Mannheimer Morgen. Y está trabajando en el proyecto en el Parlamento Europeo y asegura que la idea está recibiendo “una gran cantidad de atención y de aprobación”.

Manfred Weber sabe de lo que habla cuando se refiere a la juventud europea. No en vano, tras las elecciones bávaras de 2003, se convirtió en el parlamentario europeo más joven de la historia, a la edad de 29 años. Nacido en Niederhatzkofen, Alemania, en julio de 1972, él mismo disfrutó en sus tiempos de estudiante de un billete Interrail, el billete de ferrocarril europeo que permite recorrer 250.000 kilómetros en 30 países, que cuesta entre 200 y 400 euros y especialmente diseñado para que los jóvenes exploren los países socios en viajes diseñados por ellos mismos y a bajo coste. Y precisamente el coste es la única pega que sus colegas parlamentarios ponen al proyecto, sobre todo teniendo en cuenta el elevado paro juvenil que sufren algunos países y que impediría precisamente a sus jóvenes participar de la iniciativa, a pesar de tratarse de un billete gratuito.

Lee el artículo completo en ABC.