Hoy

Demandan a Jim Carrey por el suicidio de su exnovia

La pareja pasea por las calles de Nueva York poco antes del trágico suceso. :: r. c.
La pareja pasea por las calles de Nueva York poco antes del trágico suceso. :: r. c.
  • El marido de la joven le acusa de haberle facilitado la dosis letal que acabó con su vida. «No toleraré este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé», se defiende el actor

A Jim Carrey no le dejan cicatrizar las heridas. Justo cuando se cumple el primer aniversario de la trágica muerte de su exnovia Cathriona White, que se suicidó tres días después de que rompiesen, Mark Button, que seguía siendo el marido de White en el momento de su fallecimiento aunque estaban separados, ha demandado al actor. Le acusa de haber facilitado a la joven, de 30 años, las pastillas con las que se quitó la vida.

«No toleraré este intento desalmado de explotarme a mí o a la mujer que amé. Los problemas de Cat nacieron mucho antes de que la conociera y, tristemente, su trágico final estaba fuera del control de cualquiera», ha respondido tajantemente el cómico en un comunicado. «Qué pena tan grande. Sería fácil para mí ir a un cuarto trasero con el abogado de este hombre para que esto desapareciera, pero hay momentos en la vida en los que tienes que levantarte y defender tu honor contra el mal en este mundo», añadió el intérprete, de 54 años.

Mark Button ha denunciado al actor ante el Tribunal Superior del condado de Los Ángeles (California). Le acusa de haber adquirido medicamentos bajo el nombre falso de Arthur King, «aprovechándose de su inmensa fortuna y de su estatus de celebridad», para dárselos a White pese a saber que era «propensa a la depresión y que previamente había intentado quitarse la vida», lo que provocó su muerte «predecible», según reza la demanda. La joven había intentado tres años antes suicidarse, sin éxito, tras la muerte de su padre, una pérdida que nunca acabó de superar. El abogado de Button, Michael Avenatti, se ha encargado de difundir la acusación en las redes sociales.

El protagonista de 'Dos tontos muy tontos' y la maquilladora irlandesa comenzaron a salir en 2012, pero el romance solo duró unos meses. En mayo de 2015, retomaron la relación hasta finales de septiembre, y solo tres días después de su ruptura, White tomaba la decisión de acabar con su vida con una sobredosis de pastillas. «Era una amabilísima flor irlandesa, demasiado delicada para esta tierra. Mi corazón está con su familia y amigos y con todos los que se preocupaban por ella. Nos ha golpeado un rayo», declaró el actor, «profundamente conmocionado y entristecido» tras conocer la noticia. Jim Carrey viajó hasta la localidad irlandesa de Cappawhite y portó junto a otros hombres el ataúd de la joven en su último adiós.

«Tú eres mi familia»

Hace unos meses se conocían más detalles del escándalo, como la emotiva carta que Cathriona dejó a Carrey. «He pasado tres días sin poder creer que ya no estás aquí. Tengo el corazón roto y trato de juntar las piezas nuevamente. Podría, solo que no tengo la voluntad de hacerlo esta vez. Lamento que sintieras que no estuve para ti. Traté de darte mi mejor parte», le explica en sus última palabras. Además de darle el poder para hacer lo que quisiera con sus restos: «Realmente no entiendo sobre funerales y esas cosas. Tú eres mi familia, así que lo que sea que elijas estará bien», escribió. «Por favor, perdóname. Simplemente no soy de este mundo», terminó diciendo.

La filtración a los medios de esta carta póstuma no sentó nada bien a su expareja. «Nunca pensé que la que gente a la que más amo en el mundo también participaría. ¡Qué vergüenza!», criticó Jim Carrey. El actor ahora solo pide respeto «para la dulce Cathriona» y que le dejen olvidar. «Espero de verdad que pronto la gente deje de intentar sacar provecho de esto y la dejen descansar en paz», concluyó Carrey.