Hoy

Un padre y su hijo, en bici.
Un padre y su hijo, en bici. / Archivo

El 70% de los accidentes de tráfico en bicicleta se producen en ciudad

  • Las conductas imprudentes y la falta de costumbre al circular con este tipo de vehículos son las causas de la mayoría de estos siniestros

Cerca de cuatro millones de personas utilizan la bicicleta a diario en España, según recoge el último Barómetro de la Bicicleta, y casi la mitad de los ciclistas ha sufrido un accidente de tráfico más o menos grave en alguna ocasión. El 70% de estos siniestros, de acuerdo con los datos de la Dirección General de Tráfico, tienen lugar en zonas urbanas.

Por tipo de accidente, más de la mitad de los percances se producen por colisiones entre bicicletas y turismos, y en el 60% de los casos tienen que ver con una conducta imprudente del vehículo a motor. Las distracciones y la falta de costumbre al circular con ciclistas, son las otras causas que explican la mayoría de este tipo de accidentes en ciudad.

“Estas víctimas tienen los mismos derechos que cualquier otra a la hora reclamar una indemnización por los daños sufridos. En el caso de la bicicleta no es obligatorio circular con seguro, por lo que es importante rellenar el parte y quedarse con los datos del otro conductor para poder reclamar un indemnización por daños”, señala Gonzalo García, consejero delegado de CarCrash.es.

La lesión más común los ciclistas que un accidente que tiene como escenario la calle de una ciudad es el golpe en la cabeza. Otras lesiones habituales son las quemaduras producidas por el asfalto, que aunque se traten de daños estéticos, también son objeto de indemnización. Pero, en todo caso, las estadísticas indican que aproximadamente la mitad de los fallecidos por accidentes en bicicleta el año pasado circulaban por vías urbanas. En 2014, según la DGT, 75 ciclistas resultaron muertos, de los que 54 fallecieron en vías interurbanas y 21 en zona urbana. Además, otros 6.557 ciclistas resultaron heridos, 2.034 en carretera y 4.523 en vías urbanas.

Transporte alternativo

Según el Barómetro de la European Cycling Federation de 2015, España ocupa el puesto 18 en el ranking de países europeos que más se preocupan por integrar la bicicleta como medio de transporte alternativo en las ciudades. Una clasificación en la que se han tenido en cuenta factores como el uso de este medio de transporte en estos países, la seguridad de las carreteras o la creación de carriles bici, entre otras cuestiones.

La bicicleta es hasta 25 veces más eficiente en términos económicos que el automóvil a la hora de transformar energía en movimiento y unas diez veces más eficiente que el transporte público. Para Ricardo Marqués, profesor de la Universidad de Sevilla y miembro del secretariado de la Coordinadora en defensa de la Bici (ConBici), la bicicleta “además de ecológica, chic, saludable y eficiente, es importante, y es por esta razón por la que debe ser promocionada”.

Sin embargo, “la falta de tradición ciclista de nuestras ciudades y la resistencia de buena parte de la ciudadanía y clase política a dejar el coche lo que hace difícil encontrar el camino hacia el desarrollo de políticas de movilidad eficaces en nuestro país”, añade Ignacio Uribelarrea, coordinador de ConBici, organización que esta semana presentó el libro ‘Ciudades y Bicicletas: el papel de las ordenanzas municipales’, editado junto a Pons Seguridad Vial.