Hoy

Tensión sin graves incidentes en el nuevo Toro de la Vega

vídeo

'Pelado' protagoniza la celebración del Toro de la Peña en Tordesillas. / Efe | Vídeo: Atlas

  • El cruce de insultos y golpes entre animalistas y aficionados marca en Tordesillas el primer Toro de la Peña, el nuevo festejo sin muerte en público del astado

El primer Toro de la Peña celebrado en Tordesillas (Valladolid) esta mañana ha transcurrido sin incidentes de relevancia y con menos asistencia de antitaurinos que en anteriores años. La jornada estuvo marcada por el mal tiempo y la lluvia de las doce de la mañana ha provocado una estampida de los aficionados taurinos que se desplazaron desde otros municipios de la provincia para presenciar este festejo de carácter popular. El encierro se inició a las a las once y cuarto de la mañana, cuando 'Pelado' fue desencajonado desde la calle san Antolín.

  • Tensión en el arranque de los festejos

Minutos antes, la plataforma vecinal en defensa del Toro de la Vega y el Patronato del ancestral torneo convocaron una manifestación que ha transcurrido desde el Empedrado a la zona de la Rotonda. Cientos de personas participaron y al término de la misma se procedió a la lectura de un manifiesto en el que los tordesillanos calificaron este primer Toro de la Peña como el 'Día de la vergüenza'. "Llevamos diez años de ataques, extorsión y manipulación que han terminado en un acto de totalitarismo. La Junta de Castilla y León se ha puesto al lado de los cobardes con un decretazo que prohíbe no defender una de las tradiciones más importantes de Castilla y León". En este mismo manifiesto, los defensores del Toro de la Vega anunciaron que seguirán con su reclamación por los "cauces legales" y que la tradición "se lleva en el corazón". Los aplausos de los tordesillanos se mezclaron con los cánticos de 'Tordesillas vergüenza nacional' de los aproximadamente 150 antitaurinos que un año más acudieron al festejo.

A primera hora de la mañana se produjo un cruce de insultos y golpes entre tordesillanos y antitaurinos que al parecer se saldó con una denuncia por parte de un animalista. Por el momento habrá que esperar a conocer si la denuncia fue interpuesta. Los partidarios del festejo cantaron la canción del Toro de la Vega con los bastones en alto y prorrumpieron en gritos como 'Castilla entera se siente Toro Vega' o 'Lo llaman democracia y no lo es, es una dictadura del poder'. Se han increpado y se han pegado, con un intercambio de golpes ante el que han intervenido el mismo jefe de la comandancia de la Guardia Civil de Valladolid, el coronel Juan Miguel Recio, y el subdelegado del Gobierno en esta provincia, Luis Antonio Gómez. Ambos han mediado ante el cruce de insultos y goles, e incluso el subdelegado ha resultado zarandeado.

Agentes controlan las protestas en Tordesillas.

Agentes controlan las protestas en Tordesillas. / Ramón Gómez / Fran Jiménez

El incidente se ha producido una hora antes de la concentración prevista en Tordesillas en favor del Toro de la Vega, que este año no se celebra tras prohibir la Junta de Castilla y León la muerte de astados en público en festejos populares. Media hora antes de que se produzca la salida del toro, alrededor de 150 animalistas se han concentrado, vigilados por la guardia Civil, en las inmediaciones del hotel Doña Carmen.

El Toro de la Peña

El protagonista indiscutible del nuevo festejo ha sido 'Pelado', un morlaco negro bragado de cinco años con un peso de 670 kilogramos y que ha realizado un recorrido similar al festejo tradicional del Toro de la Vega.

Su muerte alanceado por parte de mozos a pie y a caballo fue prohibida por el decreto ley de la Junta de Castilla y León que modificó el Reglamento de Espectáculos Taurinos de la comunidad autónoma. Hasta su aprobación en el Consejo de Gobierno del pasado 19 de mayo se efectuaba una excepción a la prohibición general de que se pudiera matar en público a los animales que participan en espectáculos taurinos populares. Una excepción que, precisamente, amparaba al Torneo del Toro de la Vega y permitía que el animal pudiese morir en la vega tordesillana.

Tordesillas se resigna así a no celebrar su polémica fiesta por este año, pero no se rinde. El Ayuntamiento de la localidad ha recurrido la prohibición ante el Tribunal Constitucional por considerar que el decreto ley de la Junta vulnera la autonomía municipal. El último Toro de la Vega fue 'Rompesuelas', el astado que protagonizó en 2015 un festejo que fue declarado nulo puesto que el jurado entendió que no se cumplieron las normas de su lidia.