Hoy

Ya se murió el burro, turu ruru rú

  • Solo dos generaciones han hecho falta para que nos olvidemos de un animal que historicamente ha sido símbolo del poder y la humildad

Apenas dos generaciones han bastado para olvidarnos de él, nuestro fiel compañero, el burro, que ha formado parte fundamental del entramado económico y estético de los pueblos extremeños.

Presente ya en la cultura occidental desde las fábulas de Esopo en las que la figura del burro representa el papel de los humildes en diversas situaciones: algunas veces se cree importante y los poderosos le ponen en su lugar como en “el asno y el león” o “el asno y la imagen”, aunque también el humilde asno da alguna lección a los poderosos y los arrogantes como en “el asno y el lobo” o en “el caballo y el asno”.

Lee el post completo en el blog Música en el tiempo