Hoy

Sanidad de Murcia investiga una reclamación por supuestos insultos sexistas a una paciente

  • Según la paciente, el médico del consultorio diagnosticó a la joven que "no está bien follada"

Según publica La Verdad, la Consejería de Sanidad de Andalucía investiga la denuncia por supuestos comentarios sexistas y denigrantes a una paciente en un centro de salud de la pedanía de Llano de Brujas (Murcia). Fuentes de la Consejería de Sanidad de Murcia informaron este jueves de que la Gerencia del área de salud recibió una reclamación de una usuaria en la que asegura haber sido vejada con comentarios machistas y denigrantes. Según la paciente, el médico del consultorio diagnosticó a la joven que "no está bien follada", según la denuncia que hizo ella en Facebook y que circuló por redes sociales.

Según su relato en la red social, la chica acudió a la consulta del médico para que le recetara los medicamentos que le habían prescrito la noche anterior en el servicio de urgencias del hospital Reina Sofía, al que había acudido por un desvanecimiento, y el doctor le ofreció un cigarrillo, fumó en su presencia y le comunicó que no le iba a recetar las pastillas indicadas en el centro hospitalario porque le harían engordar y "tenía un tipazo".

El médico, añade la denuncia pública, preguntó también la edad de la madre para saber si tenía problemas en casa y diagnosticó que "estaba mal follada" ella, o su madre.

Sanidad confirmó que hay una reclamación formal al respecto, y se citó al profesional esta misma mañana para tratar de aclarar lo sucedido.

La paciente asegura que se dirigió al médico de familia después de haber sido atendida el día anterior en Urgencias por un desmayo. En la consulta, el profesional se habría negado a recetar la medicación que ella le solicitó y le habría respondido con insultos y comentarios sexistas de todo tipo.

Fuentes de la Consejería de Sanidad informaron de que abrirá expediente disciplinario si se confirman los indicios de trato denigrante, tras escuchar este viernes las explicaciones del médico, y recordaron que este tipo de comportamientos puede conllevar incluso la suspensión de empleo y la expulsión del cuerpo de funcionarios y estatutarios.