Hoy

El autobús de Cruz Roja, expulsado de la Puerta del Sol por contaminar

  • El vehículo volverá a la plaza con un sistema generador eléctrico

El autobús que Cruz Roja Española para donaciones de sangre tiene estacionado habitualmente en la madrileña Puerta del Sol fue expulsado de la céntrica plaza por contaminar. El Ayuntamiento, que no se decide a limitar el tráfico urbano en un momento que la polución sobrepasa todos los niveles recomendados por la Unión Europea, no dudó el viernes en echar al vehículo con la escusa de que su generador producía demasiadas emisiones a la atmósfera.

Fuentes de Cruz Roja explicaron que los responsables del consistorio que dirige Ana Botella habían emplazado el pasado mes de mayo a que la ONG reemplazara el generador por otro que produjera menos emisiones o que instalara uno eléctrico. Cruz Roja comenzó en diciembre los trámites con Iberdrola para establecer un punto de enganche a la red eléctrica del vehículo y así poner fin a la contaminación.

Mientras tanto, se solicitó al Ayuntamiento una prórroga para seguir en la plaza, como había ocurrido desde que en mayo se dió el ultimatum a Cruz Roja. Sin embargo, la licencia caducó el pasado viernes debido a una "demora administrativa", por lo que el autobús, el vehículo que más donanciones de sangre recoge al mes en toda España, no ha podido regresar a su punto habitual.

Las mismas fuentes aseguraron que esperan que el autobús de donaciones regrese esta misma semana a la emblemática plaza madrileña, ya con un enganche permanente a la red eléctrica.