Hoy

El Papa defiende «la variedad» de la Iglesia durante una homilía en Estambul

vídeo

El Papa, junto al patriarca ecuménico Bartolomé. / Foto: Filippo Monteforte (Afp) | Vídeo: Atlas

  • Pide abandonar los "particularismos y exclusivismos" que provocan la división durante una misa a la que ha asistido el patriarca ecuménico Bartolomé I

El papa Francisco ha defendido "la variedad" de la Iglesia y ha pedido abandonar los "particularismos y exclusivismos" que provocan la división en una misa cuya concelebración en Estambul ha presidido.

El Pontífice se ha expresado así en la homilía de la misa concelebrada con medio centenar de sacerdotes en la catedral del Espíritu Santo de Estambul, en lo que ha sido el primer evento durante su visita a Turquía en el que numerosos fieles le han gritado vivas.

La homilía del Papa, en italiano, ha estado dedicada en esta ocasión al Espíritu Santo (en teología cristiana, una de las tres "personas" de Dios, junto con el Padre y el Hijo). "Toda la vida y la misión de la Iglesia dependen del Espíritu Santo; él realiza todas las cosas", ha dicho Jorge Mario Bergoglio a los fieles. "El Espíritu Santo hace la unidad de la Iglesia: unidad en la fe, unidad en la caridad, unidad en la cohesión interior. La Iglesia y las Iglesias están llamadas a dejarse guiar por el Espíritu Santo, adoptando una actitud de apertura,docilidad y obediencia", ha agregado el Papa. Bergoglio ha dicho también, precisamente en un viaje caracterizado por las señales hacia otras iglesias cristianas no católicas, que "la riqueza, la variedad, la diversidad nunca crean conflicto".

Un templo abarrotado

El Pontífice había llegado al templo entre los vítores de los congregados en el exterior, donde además está colocada una estatua de uno de sus predecesores, el papa Benedicto XV, y la pequeña catedral se ha quedado escasa para acoger a los numerosos fieles que la abarrotaban. Casi más una capilla que una catedral monumental -puede albergar a unas 550 personas- ha sido el escenario elegido para una celebración litúrgica de carácter interritual, en latín pero con oraciones en armenio, turco, arameo del rito caldeo, siríaco-turco, italiano, francés, inglés y español.

Han estado presentes el patriarca ecuménico Bartolomé I, el patriarca sirio-católico Ignazio III Younan, el vicario patriarcal armenio apostólico de Estambul, arzobispo Aram Athesian; el metropolita sirio-ortodoxo de Estambul, Filuksinos Yusuf Cetin, y representantes de confesiones evangélicas.

Después de un canto de ingreso en lengua armenia, se procedió a la primera lectura (de la primera carta de San Pablo a los corintios, en español), a un salmo responsorial (en arameo según el rito caldeo) y posteriormente a leer el Evangelio. Este corrió a cargo del padre Orhan, ciudadano turco de la minoría cristiana siríaca que fue ordenado ayer sacerdote por el patriarca de la Iglesia Siriaco-Católica, quien se desplazó desde Beirut para reunirse con el Papa. Orhan había explicado la víspera que es oriundo de Mardin, en el sureste de Turquía, y que su lengua materna es el árabe, como es habitual en la minoría siríaca del país.

Al concluir la homilía del Papa se pronunciaron las oraciones de los fieles, en francés, italiano, inglés, turco, árabe y español; posteriormente, y tras el sacramento de la eucaristía, se cantó el 'Salve, Regina' y cerró el acto un saludo del vicario apostólico de Estambul, monseñor Louis Pelâtre. Éste destacó que el Papa pudo constatar en la misa "la rica diversidad de los católicos: armenios, siríacos, caldeos, latinos, que reflejan la diversidad de las otras comunidades cristianas de Estambul".

Después de la misa, el Papa se ha trasladado a la sede del Patriarcado Ecuménico, sede de la Iglesia ortodoxa, donde se prevé celebrar una oración ecuménica y posteriormente el Pontífice mantendrá una reunión privada con el patriarca Bartolomé I.