Hoy

El rey Felipe durante su intervención en la Cumbre del Clima.
El rey Felipe durante su intervención en la Cumbre del Clima. / Efe

El Rey avisa de que el combate contra el cambio climático «no puede esperar»

  • Expresa ante la cumbre de líderes de Nueva York el compromiso español de reducir en un 40% en 2030 las emisiones de 1990

El Rey se ha estrenado hoy como jefe del Estado ante la ONU con su participación en la cumbre de líderes sobre cambio climático con un mensaje rotundo. "Que nadie se llame a engaño. Ninguno de los países aquí representados puede esperar. Detrás del ascenso de unos pocos grados de temperatura, están en juego vidas humanas y la continuidad misma de nuestras sociedades", ha dicho.

La reunión que está teniendo lugar en Nueva York -en la que participan 120 estados y, algo inusual, líderes empresariales, expertos y representantes de organizaciones sociales- es la primera de tres citas clave en la batalla contra el calentamiento global, aunque en ella no se adoptarán decisiones definitivas. Se trata fundamentalmente de dar un impulso a las negociaciones que van a tener lugar en Lima este diciembre y, sobre todo, a finales del año próximo en París. Es en Francia donde se debería firmar un nuevo acuerdo que sustituya al suscrito en Copenhague en 2009.

Son muchos los que consideran que la concienciación sobre los riesgos del cambio climático entre los líderes mundiales es ahora mayor que hace cinco años. Don Felipe insistió en ello. "Hoy -ha subrayado- el reto común que representa el cambio climático ha adquirido una mayor urgencia. Amenaza los equilibrios básicos que hacen posible la vida y la continuidad de nuestra civilización y nos obliga, por ello, a actuar con decisión".

El jefe del Estado ha asegurado que el compromiso de España en esta materia es "firme". Ha recordado que nuestro país es el primer país del mundo en el que la energía eólica se ha situado como primera fuente de generación de electricidad a lo largo de un año completo. Y que está cumpliendo los objetivos de reducción de gases de efecto invernadero en 2020.

20. "Nuestra siguiente meta, compartida con la UE, es reducir nuestras emisiones en un 40% en 2030, respecto de los niveles de 1990", ha comprometido.

En esta cita faltan dos mandatarios importantes, el chino Xi Jinpin, y el indio, Narendra Modi. Sus países son el primero y el tercero más contaminantes del mundo. China, de hecho es responsable de un 28% las emisiones mundiales, más que Estados Unidos y Europa juntos.