Rajoy, en Fukushima: «Es un temor infundado»

Rajoy posa con varios de los héroes de Fukushima. / Sergio Barrenechea (Efe) | Atlas/
Rajoy posa con varios de los héroes de Fukushima. / Sergio Barrenechea (Efe) | Atlas

El presidente del Gobierno permaneció justo una hora en una ciudad a cuarenta kilómetros de la zona de exclusión de la central nuclear

ANTONIO MONTILLAENVIADO ESPECIAL A FUKUSHIMA

La ciudad de Fukushima aún se cura las heridas de aquel 11 de marzo de 2011, en el que 25.000 personas perdieron la vida a consecuencia de un devastador terremoto que llegó acompañado de un tsunami que causaron graves daños en una central nuclear que, esta misma semana, ha vuelto a verter al mar agua contaminada procedente de uno de los reactores de la central. Fue el segundo accidente nuclear más grave de la historia después del de Chernobyl.

Dos años después de aquel infierno, Mariano Rajoy se ha convertido esta mañana (madrugada en España) en el primer líder occidental en pisar esta región del Japón. Y lo ha hecho con un mensaje de solidaridad hacia los supervivientes de aquella tragedia. "Cuando se habla de Fukushima fuera de Japón, muchos lo hacen con temor, pero es un temor infundado", ha acotado. Rajoy ha confiado en que su presencia en la ciudad "ayude a disipar ese temor".

En un acto breve y solemne, el presidente español acompañado del gobernador de la región, Yuheu Sato, y del alcalde de la ciudad, Takamori Seto, han inaugurado la exposición 'Flores de Invierno', en la que el artista español José María Sicilia ha trabajado con niños de Tojoku, una de las localidades que con más rigor sufrió el desastre.

"Desde aquella fecha, todos los españoles nos hemos sentidos muy unidos al pueblo japonés, reconociendo su fortaleza para superar una tragedia tan inesperada", ha añadido Rajoy. Además, ha recordado que los españoles reconocieron a los héroes de Fukushima con la concesión del premio Príncipe de Asturias a la Concordia en 2011.

"Tienen todo el apoyo y toda la solidaridad del pueblo español; nos tienen y nos tendrán a su disposición en futuro en todo lo que podamos ayudar", ha remachado. Rajoy, que ha permanecido apenas una hora en Fukushima, ha terminado su intervención con un sentimental: "No estarán solos, pueden contar con sus amigos españoles".

La zona de exclusión, de veinte kilómetros de diámetro, está situada a unos 40 kilómetros de distancia de la capital, con lo que Rajoy, que ha llegado en tren bala procedente de Tokio, ha estado siempre a unos 60 kilómetros de la central.

Sicilia, considerado junto a Miquel Barceló y Miguel Ángel Campano uno de los referentes de la renovación que la pintura española experimentó en la década de los ochenta, visitó en múltiples ocasiones las zonas afectadas con el fin de investigar, descifrar y comprender lo que allí pasó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos