hoy.es
Miércoles, 22 octubre 2014

1.609.691 lectores. Datos marzo 2014 comScore

claros
Hoy 13 / 26 || Mañana 10 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Magia con agujas

cultura japonesa

Magia con agujas

La última moda en manualidades es el 'amigurumi', una técnica japonesa para elaborar con lana peluches personalizados

03.03.13 - 09:16 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los 'amigurumi' personalizados de una pareja y su mascota realizados por Lalala toys. / Foto: Lalala toys | Vídeo: Youtube

Antes de que los 'hipster' revivieran el ganchillo, una afición propia de nuestras abuelas, los jóvenes japoneses de los años 90 ya habían escogido las agujas y la lana como tendencias del momento. Sin embargo, las creaciones de estas 'lolitas', diseñadoras o amantes de las manualidades, poco tenían que ver con bufandas y chalecos y mucho con la representación de pequeños personajes. Así se originó el 'amigurumi' en el país asiático, una moda reciente aunque con un origen muy antiguo y tradicional procedente de la cultura china.

Esta actividad consiste en tejer, mediante ganchillo y con lana o hilo de algodón, pequeños muñecos en tres dimensiones que, por norma general, tienen la característica común de que son 'kawaii', denominación nipona para aquello que es lindo, tierno o bonito. El relleno suele ser de espuma o fibra, ya que el algodón se deforma con facilidad. La figura principal del 'amigurumi' es la esfera y la técnica utilizada es la del tejido continuo. A partir de aquí, el inmenso catálogo de patrones que circula por internet y la imaginación hacen el resto. En el archipiélago oriental existe una potente industria dedicada a la producción y distribución de los materiales necesarios para este 'hobby' de masas.

“No es física cuántica”

Como pasa con muchas de las tendencias japonesas, los 'peluches tejidos' han saltado las fronteras para conquistar el resto del mundo. En España ha calado fuerte y sorprende encontrar una gran comunidad de personas dedicadas a esta técnica de manera 'amateur' o profesional. Este último caso es el de Marisa Guerrero, una malagueña que decidió convertir su afición en un modo de ganarse la vida bajo el nombre de Kraft Croch: “Conocí el 'amigurumi' hace tres años en internet. Tenía nociones básicas de ganchillo y aquellos muñecos me recordaban a algunos muy sencillos que hacía mi madre cuando era pequeña. Lo que más me atrajo fue el proceso de elaboración. Fue un flechazo”. Tal es así que Marisa no solo se dedica a realizar estos pequeños peluches para su posterior venta, sino que diseña sus propios patrones, a pesar de que normalmente se encuentran en la red en japonés o traducidos al inglés y al español. Además, ha autoeditado un libro, 'Amigurumi. Personajes de crochet. 11 VIP: Very Important Patrones', donde desvela sus guías de confección de personalidades como Maradona, Chaplin o Harry Potter. Para los no iniciados, recomienda dominar la técnica del 'anillo mágico' que es la base de la elaboración de estos muñecos y aconseja empezar por una figura muy sencilla y casi obligatoria: “No eres una 'amigurumiadicta' si no has hecho un cactus”. Es indispensable la paciencia y la constancia: “Tiene su técnica pero no es física cuántica. Y, eso sí, para llegar a un 'amigurumi' que te guste tienes que hacer unos cuantos 'amiguruchurros'”, aclara Marisa.

En la personalización es donde está la clave del negocio del 'amigurumi'. Kraft Croch así lo ha comprobado y dependiendo de la temporada elabora trabajos por encargo para bodas, San Valentín, aniversarios... Fechas en las que suelen ser los hombres los que piensan en este detalle para sus parejas. “Ahora estoy terminando un par de falleros”, comenta Marisa ante la cercanía de las fiestas valencianas. Recientemente realizó la reproducción en lana de la humorista Eva Hache, quien se retrató junto a su 'amigurumi' días antes de la gala de los Premios Goya.

Tu doble en muñeco

Otro ejemplo es el de Lalala toys, una pequeña compañía que debe su existencia a estas personalizaciones. “Siempre hice ganchillo porque mi abuela me enseñó. Cuando llegué a Barcelona desde Venezuela asistí a un curso sobre 'amigurumi' y me encantó. Nos llaman las 'abuelas modernas', porque mi madre no sabe coser ni un botón, pero yo heredé todas las enseñanzas de mi abuela”, explica Mariale Montero que, junto a su marido, crearon una empresa dedicada al peluche, ya que él realiza 'nuigurumi', figuras tejidas con tela. “Lo que más hacemos son muñecos personalizados por encargo. Pedimos fotografías de la persona a retratar, información sobre su profesión, sus aficiones, la ropa que suele vestir y es muy importante el color de ojos y del cabello”, comenta Mariale. Desde Lalala toys realizan reproducciones de una sola persona, parejas, parejas con hijos, parejas con mascotas, parejas con su 'hobby' o incluso familias enteras. Uno de sus productos más especiales son los 'amigurumi XXL', peluches simples pero de grandes dimensiones, siendo una de las pocas marcas que los realizan en el mundo. “En Barcelona se puso de moda el ganchillo XXL y me encantaba el material para realizarlo. Un día me puse a hacer un 'puff' y después se me ocurrió ponerle ojos, orejas... En agosto del pasado año fuimos de viaje a Japón y llevamos uno de estos peluches gigantes. Causamos sensación”, cuenta la creadora.

El país nipón es una gran inspiración para las figuras realizadas con esta técnica. Amanda Arias es otra artista tejedora y tiene muy presente la cultura pop japonesa a la hora de realizar sus 'amigurumi'. Aunque no se dedica profesionalmente a ello, su blog y página de Facebook son un referente en España. Ya era aficionada a las figuras del merchandising de manga y 'anime' antes de ver en internet por primera vez uno de estos pequeños muñecos tejidos. “Vi a Mordisquitos, de la serie 'Futurama', hecho con ganchillo y me decidí a aprender a hacerlo”, cuenta Amanda. Recomienda los patrones japoneses: “Están realizados con diagramas, por lo que el idioma no es un problema”. Tal es su maestría que en apenas un par de meses controlaba la técnica: “Dicen que soy muy rápida, puedo realizar un 'amigurumi' grande en tan solo cuatro horas”. Esta capacidad la ha llevado a la enseñanza y para este mes de marzo ya tiene programados dos cursos que impartirá en León y Asturias. El primero será en las III Jornadas de Manganime los días 16 y 17 y consistirá en un taller para iniciarse en la técnica. El segundo, en el evento sobre cómic Cometcon que se celebrará los días 23 y 24.

La oferta formativa de 'amigurumi' no queda aquí. Mariale, de Lalala toys, impartirá sus primeros cursos este mes en Barcelona. También en la ciudad condal, la compañía de productos hechos a mano Duduá, considerada el referente del 'amigurumi' en España, ofrece talleres periódicos. Por su parte, Marisa, de Kraft Croch, ofreció una clase de iniciación en el último Encuentro nacional de 'amigurumi'. Este evento, que llegará a su cuarta edición en agosto, se celebra en Alicante gracias al impulso de Helena Vicente, 'alma mater' de la web amoelamigurumi.com. La cita, que es gratuita, sirve como punto de reunión de todas las creadoras de España y además se organizan talleres de iniciación a un precio asequible. En el sitio de internet de Helena se puede encontrar toda la información relacionada con el encuentro y, además, ofrece un curso 'online' muy solicitado, donde todas las semanas distribuye un vídeo explicativo y el patrón correspondiente de la figura a realizar.

El 'amigurumi' es una afición adictiva y causa sorpresa la enorme aceptación que tiene en nuestro país. Los materiales son baratos, la elaboración muy interesante y los resultados gratificantes. El tiempo es el único impedimento para dar total libertad a la producción que surge de la imaginación de estas artesanas. Amanda, de Atelier's Gumi, tiene muchos proyectos en mente pero asegura que el personaje de 'Futurama', Mordisquitos, es la figura que más le complace elaborar; Marisa, de Kraft Croch, está decidida a hacer su primer dinosaurio; y Mariale, de Lalala toys, apela a la nostalgia hacia sus orígenes venezolanos: “Me encantaría hacer a mi familia”. De los sentimientos y lo 'kawaii' surge la inspiración; de las agujas y la lana, la magia.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Hoy.es

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.