Vecinos próximos al ferial en la N-V empiezan a moverse para que no vuelva a instalarse allí

Este tramo de la Nacional V se ubican las atracciones del ferial. :: HOY

«Está fuera de toda lógica, tiene un evidente peligro y genera un gasto absurdo», argumentan

MIGUEL ÁNGEL MARCOSNAVALMORAL

'Ferial sí, ubicación no' es un hashtag que ha empezado a circular por las redes sociales, promovido por algunos vecinos de la zona donde se ha instalado el ferial de atracciones en las dos últimas fiestas de San Miguel y en el Carnaval de este año, en un intento de conseguir apoyo social y que no vuelva a situarse en ese emplazamiento.

Ya antes de la aparición de esa frase varios de los afectados por el ferial provisional, ubicado entre las rotondas de San Marcos y la ITV, enviaron a HOY la fotografía que ilustra esta información para mostrar su extrañeza porque todavía estuviera cortado al tráfico ese tramo de la carretera Nacional V en la tarde del martes 3, dos días después de terminar la fiesta.

«¿Qué pasará entonces en Carnaval?», se preguntaban, aunque ellos mismos daban la respuesta. «Este año estuvo once días».

Pero su extrañeza y su malestar iba más allá al referirse al «ruido infernal» que hicieron algunos feriantes al desmontar las atracciones por la noche y marcharse, «mientras que otros no hicieron nada hasta la tarde del martes». O al ruido del transformador eléctrico que daba luz a puestos y atracciones, «que sonaba más que la propia música y por el que se quejaron algunos empresarios de la zona».

Y más que extrañeza les causaba indignación la suciedad dejada esos días por los asistentes o los abundantes orines en los portales de las viviendas próximas, «aunque de eso saben bastante más en el peatonal de Antonio Concha y en calles adyacentes», apuntaban.

Una vergüenza

Por todo ello consideran que es una «vergüenza» que una población como Navalmoral, la tercera de la provincia en número de habitantes, tenga un ferial «de quita y pon» porque así lo quieran los feriantes, cortando casi una semana una carretera y molestando a los vecinos.

«Ya hay un ferial que costó en su día mucho dinero, recuerdan. Y si ese no vale que hagan otro que reúna todas las condiciones en un sitio más adecuado».

Para terminar, hay quien avisa que las quejas podrían saltar de las redes sociales a una posible recogida de firmas para que el ferial no vuelva a instalarse en esa ubicación, que ven «fuera de toda lógica», con un peligro evidente y que genera un gasto de dinero absurdo, «porque tienen que ir trabajadores municipales a pintar y a volver a pintar y a quitar y poner señales una y otra vez».

Fotos

Vídeos