Tres de los cuatro informes apoyan la teoría del asesinato en el 'crimen del candidato'

Según la Guardia Civil, así pasó el coche sobre el candidato. Arriba a la izquierda, los acusados y en el círculo de más abajo, Juan Carlos Marcos./
Según la Guardia Civil, así pasó el coche sobre el candidato. Arriba a la izquierda, los acusados y en el círculo de más abajo, Juan Carlos Marcos.

Tráfico dice que el coche pasó tan despacio sobre el candidato que no perdió ni un zapato y la camisa estaba dentro de los pantalones

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Pasadas las nueve de la noche de este miércoles ha quedado visto para sentencia el juicio del ‘crimen del candidato’, a la espera de que este jueves emitan un veredicto los miembros del jurado.

En el tercer día de la vista oral llamó la atención el informe del Subsector de Tráfico de Cáceres de la Guardia Civil, que apoya la versión de que este es un caso de asesinato. Durante dos horas se expuso el informe, que fue categórico: el coche BMW que conducía el acusado Modesto Sánchez, estaba parado momentos antes de pasar sobre el cuerpo de la víctima, Juan Carlos Marcos, que se presentaba en la candidatura del PP de Robledillo de Gata, en el número 3. El suceso ocurrió el 14 de mayo de 2011.

La Guardia Civil indica que está claro que el coche pasó a escasa velocidad sobre el cuerpo, ocasionando su muerte por aplastamiento con luna rueda delantera.

«Externamente – indica –, sólo presenta un leve corte en la cara, producido por el extremo de una brida de plástico que sujeta el faldón delantero derecho del vehículo. La ropa sólo presenta leves desgarros y está ordenada (incluso la camisa dentro de los pantalones y los zapatos puestos). Extremos estos totalmente incompatibles con la dinámica de un arrollamiento». Dice que la única posibilidad de evitar que la rueda trasera contactara con el cuerpo del fallecido es maniobrando partiendo de parado. Concluye que sólo hay una posibilidad de desarrollo de los hechos, «y es que el vehículo en cuestión estuviese previamente detenido y su conductor maniobrase a muy poca velocidad, sobrepasando el cuerpo con la rueda delantera derecha, consumando el aplastamiento y posteriormente girando a la izquierda, para ausentarse del lugar evitando un nuevo contacto con el cuerpo».

Otros dos informes, el de la acusación particular y el de la compañía de seguros, apoyan esta versión.

Hay un cuarto informe pericial, aportado por la defensa, que señala que el coche no partió de parado, sino que iba a una velocidad moderada, mayor de 25 kilómetros por hora.

Las partes mantuvieron ayer sus peticiones de pena. Las acusaciones de 12 a 17 años de prisión, para cada uno de los dos acusados: Modesto Sánchez, que conducía el vehículo, y el copiloto esa madrugada, Luis Miguel Hernández. La defensa solicitaba la libre absolución de ambos.

Los dos acusados se encuentran en libertad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos