Las primeras Navalindas abren la certificación de cerezas en el Jerte

Las primeras Navalindas abren la certificación de cerezas en el Jerte

Las previsiones de la campaña oscilarán entre los 500.000 y 600.000 kilogramos

EFE

La Denominación de Origen Protegida Cereza del Jerte (Cáceres) ha comenzado a certificar las primeras cerezas acogidas a la DO, concretamente de la variedad Navalinda, la única que tiene rabito o pedúnculo certificada en el Valle del Jerte.

El Consejo Regulador ha explicado en una nota que el inicio de la certificación supone la inminente llegada al mercado de las primeras cerezas que cuentan con la contraetiqueta que garantiza su máxima calidad.

El presidente del Consejo Regulador, Ignacio Montero, ha explicado que las previsiones de campaña de cereza Navalinda «oscilarán entre los 500.000 y 600.000 kilogramos».

«Este año vamos con unos veinte días de retraso respecto a una temporada normal, por lo que las cerezas se empezaron a recoger hace unos quince días», ha detallado el presidente.

Bajo el distintivo de calidad de la Denominación de Origen Cerezas del Jerte se ampara la cereza de mesa para su consumo en fresco, entre ellas cuatro variedades tipo picota -Ambrunés, Pico Limón Negro, Pico Negro y Pico Colorado- y la variedad de cereza Navalinda, una cereza muy dulce y que es la primera de la temporada en recibir el reconocimiento y garantías de la DO.

A la variedad Navalinda le seguirán las picotas del Jerte, que llegarán a partir de la primera quincena de junio y que estarán en los mercados hasta la primera semana de agosto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos