El obrero extremeño se encuentra bajo los escombros del patio inferior del edificio derrumbado

Uno de los perros que han marcado las zonas de búsqueda / EFE

Desde ayer los bomberos tratan de rescatar entre los escombros a José María, un vecino de Malpartida de Plasencia de 56 años, y a su compañero

Ángela Murillo | efe
ÁNGELA MURILLO | EFE

Los dos obreros desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Madrid, uno de ellos vecino de Malpartida de Plasencia, se encuentran bajo los escombros del patio interior, en la planta baja, según informa ABC.es. Fuentes de Emergencias han explicado que perros de rescate de vivos y muertos han señalizado dos puntos situados a 3 metros de la zona en la que ahora trabajan los bomberos, la más peligrosa.

La zona en la que se encuentran los operarios se ubica exactamente entre las crujías (muros de carga o pilares) 2 y 3 del inmueble, la misma que provocó el colapso. No obstante, se mantiene en pie la que da a la parte trasera y las dos que dan a la fachada; la trasera, sujeta por una de las que se mantienen en pie, está muy dañada debido a la presión que soporta de las toneladas de escombros que todavía quedan en el interior. Carlos Novillo, director de la agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid, ha explicado que la prioridad es rescatar a las personas atrapadas y, después, se podrá desarrollar la actuación judicial. «Es una tarea muy complicada en la que van a tardar bastantes horas», ha dicho.

Vecino de Malpartida de Plasencia

Uno de los dos obreros atrapados este martes en un derrumbe es un vecino de Malpartida de Plasencia de 56 años de edad. José María Sánchez Tejeda se encontraba en la quinta planta del inmueble situado en el número 19 del paseo del General Martínez Campos (en el distrito de Chamberí) cuando se produjo el derrumbe sin que de momento se sepa nada de él. El albañil, casado y con dos hijas, estaba retirando la carpintería y el mobiliario que quedaba en la planta cuando se produjo el desplome parcial, explica desde el lugar del suceso Alejandro Sánchez, gerente de la constructora Tygma, que lo había contratado hace tres semanas. De hecho, «esta era su primera obra».

Tygma es una empresa extremeña con sede en Malpartida de Plasencia y delegaciones en Madrid y Andalucía. Realiza trabajos de retirada de amianto, excavaciones, desmontes y derribos, entre otros, y habitualmente es contratada para obras fuera de la región. En este caso, se estaba ocupando de vaciar el inmueble que iba a ser rehabilitado. En el momento del suceso «otra subcontrata realizaba trabajos de pilotaje en la parte baja» del inmueble, detalla Alejandro Sánchez.

Parte del forjado del edificio en obras se vino abajo sobre las 17.00 por causas que se desconocen y los escombros cayeron a un patio interior del inmueble.

Trabajos de los Bomberos

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid trabajan en las dos zonas marcadas por perros de rescate en el intento de hallar con vida a dos obreros, ha explicado el oficial jefe de guardia del cuerpo, José Luis Castillo.

Los bomberos trabajan con un robot, ha explicado Castillo, que entra en zonas donde no hay seguridad para los bomberos y se mueve entre una enorme masa de acero y hormigón para ir extrayendo elementos que permitan despejar el espacio donde poder buscar a los desaparecidos.

En un primer momento se hizo «una búsqueda básica de los obreros desaparecidos guardando silencio e intentando contactar con ellos por los teléfonos móviles, pero no hubo respuesta».

Después, se introdujeron perros para localizar y marcar zonas. A continuación se utilizaron geófonos para intentar obtener respuesta en la montaña de escombros, mediante la emisión de ruidos, pero sin éxito.

«Los trabajos son complicados porque tenemos riesgos estructurales sobre nuestras cabezas; tenemos que garantizar la seguridad de los equipos de bomberos en el interior del edificio y conseguir seguir avanzando en el desescombro para intentar localizar a las víctimas», ha dicho el oficial jefe de guardia de los bomberos de la capital.

Castillo ha añadido que medio centenar de bomberos trabajan de forma simultánea en dos tajos abiertos, uno en el Paseo del General Martínez Campos y el otro en la calle Viriato.

Angustia en Malpartida de Plasencia

Malpartida de Plasencia vive momentos de angustia aunque no pierde la esperanza de que los servicios de emergencia localicen con vida a José María.

«Estamos todos muy angustiados y expectantes, aunque también permanecemos esperanzados de que al final van a encontrar con vida tanto a José María como a su compañero», ha apuntado el alcalde José Raúl Barrado, en declaraciones a EFE.

El primer edil ha indicado que se ha puesto en contacto con la familia del trabajador, que se ha desplazado a Madrid para seguir de cerca las labores de búsqueda. De igual forma, ha puesto a disposición de los familiares todos los recursos del Consistorio.

«Se ha caído el forjado de la séptima planta y ha arrastrado al de las plantas inferiores, quedando una montaña de escombros sobre el techo de un patio interior situado a la altura de la segunda planta», explicó ayer la portavoz de Emergencias Madrid.

«Sentí un golpe muy pesado, fuerte y continuo y salí a la calle, donde había mucho polvo y vi a varios obreros corriendo», ha relatado a Efe Alejandra Betancourt, que trabaja en el número 21 de de la misma vía.

Esta mujer ha dicho que el edificio derrumbado llevaba en obras «un mes o mes y medio» y que estaba en rehabilitación para albergar pisos de lujo.

Las labores de los bomberos se centran ahora en apear, consolidar y reforzar la estructura del edificio siniestrado y en buscar a los dos obreros desaparecidos tras el derrumbe. «Están intentando entrar con mucho cuidado, asegurando lo más posible porque ha habido algunos desprendimientos parciales después del primer derrumbe», explicó ayer el concejal de Seguridad, Javier Barbero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos