Miles de corianos disfrutan de la romería de Argeme

La Morenita entra en el santuario tras la procesión. :: karpint/
La Morenita entra en el santuario tras la procesión. :: karpint

ELADIO PANIAGUA SIMÓN

Tras varios días como alcaldesa de la ciudad, la Virgen de Argeme regresaba ayer a su santuario, saliendo de Coria por el itinerario de costumbre entre aclamaciones y vítores. Por el llamado Camino de La Virgen y escoltada por un buen número de caballistas, la Reina de Coria llegaba a la barrera del Santuario donde tuvieron lugar las primeras pujas para la subida de la Virgen al santuario. La mañana se presentó ventosa y fría impropia de estas fechas del año, pero así y todo los corianos, un año más, no quisieron perderse esta cita romera y al mismo tiempo despedir los actos en honor de la Morenita con un día familiar en el santuario de Argeme y sus aledaños.

A las 12 del mediodía dio comienzo la misa de campaña, con masiva afluencia de romeros, presidida por el obispo Francisco Cerro. Finalizada la eucaristía tuvo lugar la procesión por los aledaños de la ermita y posterior entrada de la Virgen al santuario con las pujas. Isabel Amarilla Ballestero 3.000 euros por subir a la Virgen al camarín.

La jornada continuó con la tradicional romería por toda la explanada y alrededores del santuario donde todos disfrutaron de un día familiar.

La reproducción de la Virgen de Argeme, obra de Paqui María José y Yuli de la familia Marleza y Alagón, que estuvo expuesta en los soportales del santuario y que fue confeccionada a base de bizcocho, chocolate y crema recubierta de fondant y adornada con puntillas de azúcar, con un peso total de 80 kilos, fue troceada y degustada a modo de pastel por todos los presentes. Según los autores de esta reproducción de la Morenita, esta idea es un agradecimiento a la Cofradía y a la camarera mayo, T. Begoña Berruecos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos