Vía libre en Trujillo al pago de facturas tras superar dos reparos en Pleno

Sesión plenaria celebrada ayer. :: JSP/
Sesión plenaria celebrada ayer. :: JSP

La oposición se muestra crítica porque se considera que se está gestionando mal

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La Corporación municipal celebró ayer una intensa sesión plenaria de más de tres horas de duración. Gran parte de ese tiempo se invirtió en debatir y llevar a cabo los trámites necesarios para asumir facturas que quedaron sin consignación presupuestaria en 2017, con la intención de que se puedan abonar en este ejercicio económico. Para ello, hubo que levantar dos reparos y se aprobó un expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito.

El alcalde, Alberto Casero, explicó que esos reparos, que llegan «por insuficiencia de crédito», deben ser solventados por el pleno. Uno ellos está relacionado a gastos en Obras, Cultura y Festejos, así como con estudios técnicos e informes. También hace referencia el gasto vinculado a la pertenencia de Saborea España. En total suma 157.602,26 euros. El segundo está vinculado a 12 facturas a una misma empresa por la gestión de los lodos de la depuradora municipal. Está valorado en 31.847 euros. El primer edil sostiene que hay necesidad de suscribir un contrato mediante un concurso público para este servicio.

También se dio el visto bueno a un expediente de reconocimiento extrajudicial de crédito para poder abonar facturas, «que han llegado posteriormente para aplicarla al presupuesto 2017», señaló el primer edil. En este caso se refiere a gastos de calefacción, a un convenio con la Escuela de Organización Industrial, a facturas de suministros para obras, así como al pago de un abogado y gastos de la escuela de música.

El primer edil reconoció que no es agradable para un equipo de Gobierno levantar esos reparos. Sin embargo, considera que es una situación que se da para que esas facturas puedan contabilizarse sin problema con el objetivo de abonarlas. Apuntó que este hecho hará que algunas partidas queden lastradas en el presupuesto de 2018.

El PSOE e Izquierda Unida votaron en contra de estas medidas. El edil socialista, Fernando Acero, apuntó que no se puede seguir así, porque «da la sensación de que las distintas concejalías gastan sin saber el dinero con el que disponen. Nadie pone freno». Recordó que el levantamiento de esos reparos y el reconocimiento extrajudicial de crédito supondrán «una mordida» al presupuesto de 2018.

El líder de IU, Joaquín Paredes, argumentó que los reparos son un tirón de orejas. «Es una forma de decir que se gobierna mal y se presupuesta peor», apuntó. También consideró que hay poco control del gasto. Ambos líderes de la oposición indicaron que quedan quince meses de legislatura para solucionar la situación económica del Ayuntamiento. Entre las facturas que forman parte de esos reparos, Acero y Paredes destacaron los 8.000 euros de Cultura y los 78.000 euros de Festejos, además de los más de 9.000 euros de la Cervezada. También se puso de manifiesto los 23.982 euros de Obras.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos