Interceptan dos furgonetas cargadas con 3.000 kilos de tabaco en Campo Arañuelo

Uno de los vehículos interceptados/
Uno de los vehículos interceptados

EFE

La Guardia Civil ha interceptado en dos vías de la comarca cacereña de Campo Arañuelo sendos vehículos cargados con más de 3.000 kilogramos de tabaco de contrabando, valorados en unos 500.000 euros. Dos personas han sido detenidas

En la primera de las actuaciones realizadas, los agentes interceptaron una furgoneta en las proximidades de Casatejada (Cáceres), conducida por un vecino de Villanueva de la Serena (Badajoz), de 49 años. Transportaba en su vehículo 22 fardos y tres cajas de hoja seca de tabaco, cuyo destino era el contrabando del producto, al no poder acreditar su legal procedencia o destino

La Guardia Civil intervino 1.420 kilogramos de hoja seca de tabaco, cuyo valor de mercado asciende a 227.200 euros, y detuvo al conductor como supuesto autor de un delito de contrabando.

De igual forma, los agentes interceptaron otra furgoneta cerca de Navalmoral de la Mata (Cáceres) que transportaba 11 cajas de cartón de gran tamaño, que contenían un total de 1.710 kilogramos de tabaco en rama.

Al igual que en el caso anterior, el conductor, un vecino de Granada, de 35 años, no pudo acreditar la procedencia legal de la carga, por lo que fue detenido como supuesto autor de un delito de contrabando.

En ambos casos, los detenidos, junto con el producto incautado, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Navalmoral de la Mata.

La desviación ilegal de hoja de tabaco con destino al consumo humano y vendido bajo la etiqueta de 'tabaco en hoja, más sano y natural', carece de cualquier tipo de control sanitario y de calidad exigido al resto de alcaloides, por lo que sus compradores pueden incrementar los riesgos existentes en su consumo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos