Hallan el cadáver del extremeño atrapado entre los escombros del edificio derrumbado en Madrid

Los efectivos realizan labores para hallar al segundo hombre. En la foto detalle, José María, el obrero fallecido. / Bomberos Madrid

El cuerpo ha sido localizado 48 horas después del siniestro | Los bomberos continúan buscando al otro hombre que permanece atrapado

REDACCIÓN/AGENCIAS

Los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han localilzado en la tarde de este jueves el cadáver del obrero extremeño José María Sánchez, de 56 años, natural de Malpartida de Plasencia (Cáceres), que trabajaba el pasado martes en las obras del edificio ubicado en el número 19 de la calle General Martínez Campos, en Madrid, cuando el inmueble se derrumbó. También quedó atrapado Agustín Bello, de 42 años, vecino de Parla, que había ido a visitar a un hermano trabajador en las obras.

El Samur ha confirmado a Emergencias Madrid este jueves que los bomberos han hallado el cuerpo sin vida del extremeño sepultado entre las ruinas del edificio derrumbado en el paseo del General Martínez Campos, en el distrito de Chamberí. El cuerpo ha sido encontrado 48 horas después de que se produjera el siniestro. En el lugar del incidente todavía permanece atrapado el segundo hombre. Los Bomberos de Madrid continúan retirando escombros para encontrar a esta persona.

Más información

Según informa Europa Press, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompañada por el delegado de Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha acudido hasta el lugar de los hechos tras conocer la noticia. La regidora madrileña ha detallado que el obrero extremeño estaba trabajando en la obra realizando labores de retirada de carpintería de madera.

«Tenemos la certeza de que es él porque llevaba la documentación en el bolsillo y, por tanto, se ha podido comprobar» su identidad, ha explicado Barbero.

El edil se ha mostrado convencido de que, por los datos aportados por los bomberos, «lo lógico es que el fallecido no haya sufrido nada porque estaba absolutamente rodeado de escombros y ninguna posibilidad de respiración y con todos los escombros que han ido acompañando una probablemente enorme caída no había ningún tipo de posibilidad compatible con la vida».

La noticia ha sido comunicada a la familia del obrero extremeño por los servicios sanitarios, con el apoyo de psicólogos del Samur.

Condolencias

La alcaldesa ha señalado que han trasladado a la familia del fallecido «el dolor de la ciudad y su solidaridad«al igual que el alcalde del municipio de donde era original el trabajador». Haremos todo posible para que en estos momentos amargos puedan contar con la solidaridad de todos y el cariño de los madrileños», ha dicho.

Carmena ha adelantado que atenderá ahora a la jueza de instrucción, que ha llegado junto al médico para confirmar la muerte y levantar el cadáver. Posteriormente, se realizarán las autopsias y pasos legales oportunos sobre este accidente laboral. «Sabemos que hay un Juzgado que ha abierto unas diligencias como es lógico con estas muertes», ha dicho.

La regidora madrileña también ha manifestado que harán «todo lo posible» para que siniestros laborales de este tipo «tan dramáticos» no sucedan, «personas que entran a trabajar un día no salen porque algo que no debería haber pasado ha pasado».

Por su parte, José Raúl Barrado, el alcalde de Malpartida de Plasencia, se ha trasladado hasta el lugar del suceso para acompañar en estos duros momentos a los familiares del fallecido. Desde allí ha dicho que la familia de este trabajador, natural de este municipio extremeño, «está destrozada».

El alcalde de Malpartida de Plasencia, en el lugar del suceso.
El alcalde de Malpartida de Plasencia, en el lugar del suceso. / EFE

«Tanto la familia como el cuerpo de bomberos han mantenido la esperanza «de encontrarlo con vida», ha señalado, al tiempo que ha reconocido que esta posibilidad era cada vez más pequeña a medida que iban pasado las horas.

El alcalde ha estado acompañando a los familiares del trabajador fallecido, casado y con dos hijas, desde el mismo martes, día en el que el edificio, en rehabilitación desde hace dos meses, se derrumbó al hundirse parte del forjado de la séptima planta y arrastrar el de niveles inferiores.

«Te puedes imaginar», tras 49 horas de espera «los familiares se encuentran destrozados», ha subrayado el regidor extremeño al ser preguntado por el estado de los allegados al fallecido.

El fallecido pertenecía a la empresa Tygma, una subcontrata de los trabajos que se estaban realizando en el edificio, que se estaba reformando para construir pisos de lujo.

Los bomberos llevaban más de 48 horas buscando a los dos desaparecidos que quedaron sepultados entre los escombros. Este miércoles había más de 600 metros cúbicos de material acumulado en una «enorme masa de acero y hormigón», según explicaba el jefe de guardia de los Bomberos del Ayuntamiento, José Luis Castillo.

Los efectivos en el lugar del siniestro. / Bomberos Madrid

Ayudados por una grúa de grandes dimensiones desde la calle Viriato, que está a la espalda del inmueble siniestrado, los bomberos siguen eliminando con martillos neumáticos los elementos inestables de las plantas superiores para poder trabajar también a cielo abierto y acelerar las labores de desescombro.

Según han explicado los bomberos, en el momento en que se desplomó el forjado de la séptima planta del edificio, arrastrando el de los niveles inferiores, había una veintena de trabajadores en el interior del inmueble. La gran mayoría consiguió salir por su propio pie.

Debido a la complejidad del desescombro por el riesgo de desprendimientos, esta tarea se podría alargar «varios días», según ha explicado la concejal del distrito, Esther Gómez, quien ha detallado que aunque se ha descartado peligro en los edificios colindantes los vecinos desalojados no podrán regresar a sus casas hasta que termine esta labor que es «muy complicada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos