El desarrollo urbanístico de La Bamba recibe la aprobación del Pleno de Navalmoral de la Mata

Proyección de cómo quedará la zona una vez que se urbanice. :: HOY/
Proyección de cómo quedará la zona una vez que se urbanice. :: HOY

Por el contrario, rechazó una moción presentada por Ciudadanos para regular ayudas sociales

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

El desarrollo urbanístico previsto en una parte de la zona de la Bamba, situada entre los cerros y la carretera Nacional V, continúa adelante al cumplirse un trámite más en el Pleno de un proyecto que empezó a gestarse hace varios años y que sigue un procedimiento administrativo lento y complicado.

Lo que acordó el Pleno celebrado el pasado jueves fue la aprobación provisional de una modificación puntual del Sector 6 del Plan General Municipal y el Estudio de Detalle del nuevo Sector 11 presentado por el Grupo Macal, casi un año después de aprobarse inicialmente en julio del 2017.

Los terrenos que comprende ese nuevo Sector 11 tienen una superficie de algo más de 39.000 metros cuadrados, en los que se crearán viales, zonas de servicios y parcelas para un máximo de 112 viviendas. Los promotores entienden que el proyecto ayudará a reactivar el sector inmobiliario, al estar convencidos de que son muchos los vecinos a que los gustaría tener una vivienda unifamiliar, con espacio alrededor, cerca del casco urbano.

Su intención es iniciar la venta de las parcelas a partir del verano, una vez aprobada la modificación por la Junta de Extremadura.

El punto salió adelante con 13 votos a favor (PSOE, PP, Grupo Independiente y Extremeños) y tres abstenciones, de Ciudadanos e IU. De la votación se asuntó la concejala Ángela Miguel por tener relación con los terrenos afectados.

Moción de Ciudadanos

Por el contrario el Pleno rechazó una moción de Ciudadanos para regular las ayudas a mínimos vitales al consumo eléctrico. Su portavoz, Belén Vázquez, insistió que no se trataba de quitar las ayudas sociales sino de regularlas mejor, para evitar abusos y situaciones no deseables.

Los motivos de la moción y sus argumentos recibieron críticas de varios portavoces. En especial del regionalista Alain Rodríguez Quirós, que lo consideró un «despropósito y un desprecio a los funcionarios y a la ley que regula este tipo de ayudas», y del socialista Iñaki Rodríguez, para quien era «un insulto a las trabajadoras sociales porque da a entender que falta control por parte de la administración».

También rechazaron la iniciativa Francisco Javier Cuevas, de IU, por creer que las ayudas ya están «fuertemente reguladas»; Ángela Miguel, del Grupo Independiente, que defendió la buena labor de las trabajadoras sociales, y Miguel Ángel Sierra, del PP, quien recordó que un decreto de la Junta dice como se tiene que hacer «y no hay más debate».

Pero sí hubo debate, y tenso en ocasiones, en el transcurso del cual Iñaki Rodríguez ofreció algunas cifras para demostrar que no existe despilfarro. En especial que de los 55.000 euros consignados por la Junta a Navalmoral en 2017 para este tipo de ayudas solo se gastaron 8.500, un 15%, con 46 beneficiarios que «en ningún caso llegaron al máximo que podían recibir».

Asimismo comentó a la portavoz de Ciudadanos que si la moción insta a la Junta a regular más las ayudas, la petición la podía haber hecho su compañera en la Asamblea de Extremadura en lugar de plantear el tema en el pleno.

La moción solo recibió el voto favorable de los dos ediles de C's, frente a diez en contra (PSOE, Grupo Independiente, Extremeños e IU) y las cinco abstenciones del PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos