Alcaldes cacereños piden a Liberbank que sigan operando en sus pueblos

Grupo de alcaldes que criticaron ayer la marcha de Liberbank de sus pueblos. :: lorenzo cordero/
Grupo de alcaldes que criticaron ayer la marcha de Liberbank de sus pueblos. :: lorenzo cordero

Aseguran que dejarán de trabajar con la entidad si retira su presencia física de sus localidades

CÁCERES CÁCERES.

Los alcaldes de los 33 municipios de la provincia de Cáceres que se verán afectados por el cierre de los servicios de Liberbank en sus municipios, han pedido a la Diputación y a la Junta de Extremadura que actúen ante lo que consideran «una exclusión financiera» que llevará a sus pueblos a «una exclusión social», según informa Europa Press.

Estos municipios, que representan a unos 20.000 habitantes, dejarán de trabajar con la entidad a partir del 1 de febrero y piden a la diputación cacereña y a la administración regional que también tomen esta decisión si no se produce un cambio de planes.

Así lo indicó ayer en rueda de prensa el alcalde de Mata de Alcántara, Luis Galán, en representación de todos los regidores afectados (acudieron la mitad de los afectados). «Hay que buscar una solución ante este abandono del medio rural» por parte de la entidad financiera, lo que repercutirá también, según ha dicho, en el despoblamiento de estas localidades, todas ellas con menos de 1.000 habitantes.

Por su parte, la entidad financiera aseguró ayer a Europa Press que no se cerrarán oficinas en la provincia de Cáceres, sino lo que se conoce como «ventanillas desplazadas», que funcionaban varias horas semanales en un local, mientras que las oficinas físicas con las que cuenta esta entidad en la región, en un radio de 15 kilómetros de esas ventanillas, continuarán funcionando en su totalidad. Añade que el cierre de estas ventanillas se produce principalmente por «motivos de seguridad», ya que un empleado de Liberbank tenía que desplazarse hasta la localidad con el dinero encima.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos