El Consistorio, abierto al diálogo sobre la norma de la cartelería

La cale Tiendas, afectada por la nueva norma. :: JSP
La cale Tiendas, afectada por la nueva norma. :: JSP

El concejal cree que se puede llegar a acuerdos y posibles soluciones con esta ordenanza

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS

La reacción de la Concejalía de Comercio e Industria no se ha hecho esperar ante la petición de un centenar de empresarios de la paralización de la normativa relacionada con carteles, rótulos, luminosos y banderolas, ya que la consideran injusta. El concejal delegado, David Pablos, asegura que las puertas del Ayuntamiento están abiertas para poder dialogar y llegar a acuerdos o posibles soluciones. «Hay buena voluntad para dialogar». Así se lo ha hecho saber a empresarios. De hecho, hay prevista una reunión este martes para tratar el asunto.

Aunque primero hay que sentarse y estudiar las propuestas que se presenten, Pablos no descarta llevar a cabo algunas reivindicaciones hechas por diferentes responsables de negocios. Una de ellas es la posibilidad de establecer una línea de ayudas para el año que viene para facilitar el cambio de los rótulos. Para ello, habría que hacer un análisis de las posibles entidades afectadas.

El edil matiza que, con esta normativa, no se ha tratado en ningún momento de actuar en contra del empresariado. Recuerda que la ordenanza ya existía desde hace tiempo. Ahora, «lo único que se ha hecho es actualizar algunos parámetros para que no sea tan restrictiva, con la intención de mejorar la ciudad», sostiene. Además, recuerda que se dio un plazo para que se presentasen alegaciones antes de su aprobación definitiva. En ese tiempo, insiste en que ni partidos de la oposición, ni ningún vecino, se mostró en contra del nuevo texto. A pesar de ello, confía en que ahora se pueda llegar a un acuerdo.

Asociación de empresarios

Pablos también ve con buenos ojos que se pueda crear una asociación de empresarios multisectorial en la ciudad, puesto que se tendría un interlocutor directo para poder transmitir las posibles acciones. Sería un referente que velaría por interés común de la ciudad y no por intereses propios, explica.

La polémica sobre esta normativa ya dura varias semanas. Comenzó con el envío de cartas por parte del Ayuntamiento a los negocios para que se cumpliese con el nuevo texto de la ordenanza reguladora en relación a la cartelería, entre otros asuntos. El enfado ha ido en aumento cuando la Administración local ha informado desfavorablemente la solicitud de autorización de diversos elementos. Con estos antecedentes, ya hay al menos 150 empresarios que piden al Consistorio que paralice esta normativa. Ahora, el siguiente paso es la reunión de este martes entre ambas partes.

Fotos

Vídeos