El Consistiorio anula el concurso de la plaza de administrativo

Solicitantes de plazas a las puertas del Ayuntamiento. :: MAM/
Solicitantes de plazas a las puertas del Ayuntamiento. :: MAM

MIGUEL ÁNGEL MARCOSNAVALMORAL DE LA MATA

La petición de un funcionario municipal de pasar a la situación de Comisión de Servicio para trabajar en otra población durante un año, y la solicitud de reincorporarse a su puesto unos meses después, ha originado una situación poco habitual en la administración pública. La anulación de la convocatoria para la provisión de una plaza de administrativo en régimen de interinidad, mediante concurso-oposición libre, así como la fecha del examen. Los perjudicados son las cerca de 50 personas que se han presentado.

Todo ello se explica en el anuncio que publicó el Ayuntamiento de Navalmoral en el Boletín Oficial de la Provincia del viernes 14. La situación arrancó el 1 de febrero, cuando se conoció la adscripción de un administrativo municipal al Organismo Autónomo Local de Iniciativa para la Promoción Económica de Talavera de la Reina (IPETA). Una vez adjudicada la plaza, el interesado presentó un escrito solicitando que le fuera concedida la Comisión de Servicio por el plazo de un año, prorrogable a otro, que se hizo efectivo a partir del 16 de marzo.

Ante la vacante existente, el gobierno municipal procedió a convocar a finales de abril la provisión de una plaza de administrativo, en régimen de interinidad, adscrita a la Intervención. La lista definitiva de admitidos, la composición del tribunal y la fecha del primer ejercicio, el 25 de julio, se publicaron en el Boletín el pasado día 4.

Para sorpresa de los responsables municipales una semana después, el día 11, entró en el registro general del Ayuntamiento un escrito del administrativo que había solicitado la Comisión de Servicio pidiendo la reincorporación a su puesto, en la Intervención, tras renunciar a la plaza obtenida en Talavera, lo que ocurrió al día siguiente.

Ese inesperado giro llevó al equipo de gobierno a anular la convocatoria para la provisión de la plaza vacante, la lista de admitidos y la fecha del examen. Una decisión contra la que cabe presentar recurso contencioso-administrativo.

Al margen de lo detallado en el Boletín, desde el gobierno municipal se piden disculpas por las molestias ocasionadas a los aspirantes y el tiempo que les han hecho perder por una situación de la que no son responsables.

Fotos

Vídeos