El concejal del área y el director del IJEx presentan el segundo Plan Municipal de Juventud

Iñaki Rodríguez y Felipe González en la presentación del plan. :: Edu/
Iñaki Rodríguez y Felipe González en la presentación del plan. :: Edu

Felipe González destacó la importancia de tener todas las actuaciones en un solo documento y la coordinación de las administraciones

MIGUEL ÁNGEL MARCOS

La participación y la opinión de los directamente afectados, los jóvenes, y la coordinación entre las distintas administraciones son los pilares fundamentales del 2º Plan Municipal de Juventud, que presentaron ayer el concejal del área, Iñaki Rodríguez, y el director del Instituto de la Juventud de Extremadura, Felipe González. Se desarrollará durante los años 2018 y 2019.

En esa presentación Iñaki Rodríguez quiso transmitir varias ideas. La primera es la importancia que le da a que este tipo de planes se consoliden independientemente de quien gobierne en el Ayuntamiento, ya que en su opinión «obliga a escuchar a los jóvenes y a ir a los lugares donde se encuentran para conocer su opinión, como los institutos». De hecho estimó en unos 200 los participantes en las encuestas y los encuentros que se han hecho.

También considera que son importantes porque «hace reflexionar a políticos y técnicos sobre lo que realmente quieren los jóvenes», en lugar de programar actividades que después no tienen acogida.

Cinco apartados

Finalmente apuntó que el plan nace de la colaboración entre las administraciones y en el propio Ayuntamiento, coordinando las actuaciones de las distintas concejalías. «Hay un equipo que se dedica a los jóvenes, ya sea la concejalía o personal de Diversia o del Espacio para la Creación Joven», dijo.

Después pasó a desgranar los cinco apartados en los que se divide el 2º Plan Municipal de Juventud. Arranca con un análisis de la situación y de la consulta realizada para conocer las actuaciones mejor acogidas de las que se han llevado a cabo, como el curso de monitor, la Feria de la Formación Profesional, el cine de verano o la Semana de la Juventud, y aquellas en las que se tiene que incidir más porque no han resultado como se esperaba, como la inscripción en el sistema de Garantía Juvenil.

El segundo apartado es la Transición a la vida adulta, que incluye el programa de Empleo de Experiencia, la escuela profesional, la Lanzadera de Empleo o la Red del Talento en el Exterior, para continuar con Participación Juvenil, Creatividad y Ocio Alternativo y Sensibilización y Concienciación, abarcando ahí el programa Plantabosques o la campaña de ecuación vial. Todo ello en un único documento y planificado en el tiempo.

Navalmoral, un ejemplo

En ese último aspecto incidió el director del Instituto de la Juventud, Felipe González, en tener todas las actuaciones destinadas a la juventud en un único documento. En este caso a través de un plan local que, además, «refleja la filosofía del 6º Plan de Juventud de Extremadura», felicitando al Ayuntamiento por su implicación y a los técnicos del Espacio para la Creación Joven por su trabajo, además de insistir en la coordinación total que existe entre ambas instituciones.

De hecho destacó el esfuerzo que hace Navalmoral para tener un plan local, al igual que otros municipios pequeños de la región, que sin embargo «no hacen ciudades más grandes», se lamentó.

«Navalmoral es un buen ejemplo de que hay mucha gente trabajando para los jóvenes», afirmó, además de pedir a éstos que sigan protestando, pero que también «sigan participando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos