El comandante Yáñez, despedido con honores en Navalmoral de la Mata

El sepelio se celebró en la iglesia de San Andrés

Una treintena de compañeros de la Guardia Civil, reforzados por agentes de la Policía Local e incluso por representantes de los bomberos del SEPEI, escoltaron ayer el féretro del comandante Juan Andrés Yáñez en el momento de ser introducido en la iglesia de San Andrés, donde se ofició su sepelio, y al abandonar el templo entre aplausos.

Más información

A ellos se unieron el subdelegado del Gobierno en Cáceres, la presidenta de la Diputación, la alcaldesa y alcaldes y concejales de varias poblaciones de la zona, así como numerosos vecinos, para acompañar a la familia en unos momentos tan duros.

Primer comandante moralo

Juan Andrés Yáñez fue capitán de la Guardia Civil de Navalmoral durante más de cinco años y comandante los últimos meses de su trayectoria en el cuerpo.

Yáñez fue el primer comandante moralo, del barrio del Cerro, que ha tenido la Guardia Civil local, que pasó a la reserva a primeros de 2014. Desde entonces Juan Andrés disfrutaba de su familia, «especialmente de sus nietos, y de sus paseos. También de amigos y vecinos, puesto que su trato siempre ha sido muy afable».

Juan Andrés Yáñez.
Juan Andrés Yáñez. / HOY

El comandante Yáñez, poseía diferentes condecoraciones y felicitaciones, pero lo que más agradecía y valoraba, era el acercamiento a la sociedad, algo que logró en Navalmoral de la Mata, contribuyendo a mejorar aún más, la relación entre la población y la Guardia Civil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos