Los cerezos del Jerte alcanzarán su máxima floración del 1 al 10 de abril

Una pareja, de visita a la comarca el año pasado./HOY
Una pareja, de visita a la comarca el año pasado. / HOY

La comarca se prepara para dos semanas frenéticas, al sucederse la Semana Santa y los días con más árboles blancos

Antonio J. Armero
ANTONIO J. ARMEROCáceres

La pregunta de cuándo habrá más cerezos blancos en el Valle del Jerte ya tiene una respuesta: del 1 al 10 de abril. Con las prevenciones obligadas al tratarse de un fenómeno natural, que puede adelantarse o retrasarse según llueva mucho o poco y haga más o menos sol y frío, esta es la previsión con más visos de cumplirse. De esta forma, quien planifique el viaje por la comarca extremeña para estar en ella en torno al 5 de abril, se asegura el fondo más llamativo para sus fotografías de recuerdo.

Más información

El vaticinio tiene en cuenta el periodo de casi dos semanas seguidas de precipitaciones que ha vivido la región en general y el norte de Cáceres en particular, y también el pronóstico de más agua que seguirá cayendo esta semana. Se explica en la página web de turismo del Valle del Jerte, que tiene un apartado específico dedicado a la floración del cerezo, con información actualizada sobre el punto en el que se encuentran la mayoría de los árboles. «Los cerezos aún no han empezado a despertar de su sueño invernal», se podía leer ayer. «Los brotes –añadían– están todavía muy cerrados». Al lado, una valoración más general sobre el momento en el que se encuentra la zona. «Seguimos con tiempo muy inestable –se explica–, aunque las previsiones meteorológicas para la semana del 19 de marzo cambiarán y tendremos un tiempo más estable». «En principio –continúa–, esperamos la floración para los primeros diez días de abril».

Primero en las cotas bajas

Si el vaticinio se cumple, el Valle del Jerte vivirá no una, sino dos semanas seguidas de lleno turístico, al sucederse la Semana Santa y los días de mayor floración. «Eso nos permitiría alargar nuestra temporada alta turística», aprecia Ernesto Agudíez, presidente de la Mancomunidad de Municipios del Valle del Jerte y alcalde de Piornal por el PSOE.

Precisamente en su localidad, los cerezos florecerán más tarde que en otros pueblos de la comarca, ya que el blanco aparece primero en las cotas más bajas del valle y después va subiendo. «Si mejora el tiempo y deja de llover, la diferencia entre la floración en la parte baja del valle y en la parte alta es de cuatro o cinco días», detalla Agudíez, que desde su posición al frente de la Mancomunidad ya está inmerso en los preparativos de la fiesta del cerezo en flor, que está declarada de interés turístico nacional. «Estos días son de especial jaleo tanto en la Mancomunidad como en los dos municipios en los que se centrarán los actos oficiales del programa de este año, que en esta ocasión son Cabrero y Tornavacas». El primero de ellos acogerá el día 23 el acto institucional de inauguración, si bien el programa de actividades comenzará antes. Lo hará mañana viernes, día en el que se conocerán los nombres de los premiados con la Cereza de Oro, una distinción que pretende reconocer la labor de quienes ayudan a difundir los atractivos de esta comarca cacereña.

Como en ediciones anteriores, el programa de actos incluye citas en todos los municipios que integran esta comarca cacereña. Habrá ruta en bicicleta, senderista y otra con perros; talleres, charlas, música por las calles, mercadillo artesanal, actividades para niños, verbena, exposiciones... «También tendremos los autobuses que ya tuvimos el año pasado, para recorrer la comarca sin tener que coger el coche», amplía Agudíez.

Un calendario de propuestas destinadas a facilitar y enriquecer la visita de los miles de turistas que cada año se acercan hasta el Valle del Jerte por estas fechas, para contemplar un espectáculo que el sol acelera y el frío retrasa. «Un fenómeno natural –se define en la web dedicada al cerezo en flor– tan bello como impredecible y fugaz».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos