Celebración de las bodas de oro del párroco de Logrosán

José Manuel Rubio. :: B. C./
José Manuel Rubio. :: B. C.

BONIFACIO CANO

Decenas de personas participaron en la celebración del aniversario de las bodas de oro del párroco José Manuel Rubio García como sacerdote. Con motivo de esta conmemoración, tuvo lugar una misa cantada por el Coro San Mateo de Logrosán, dirigido por Quique Cordero. Fue ordenado sacerdote a los 24 años el 8 de junio de 1968 en la diócesis de Plasencia, después de haber estudiado casi 12 años. Su primer destino fue Logrosán.

También ha pasado por Berzocana, Ibahernando y Miajadas. Su inquietud era superarse y dirigir una gran parroquia. Por ello, el obispo de aquel momento le propuso que volviera a Logrosán que no atravesaba buenos momentos religiosos por algunos acontecimientos de sacerdotes. José Manuel, sin miedo alguno, aceptó esa propuesta y en los años 85-86 tomó las riendas de la parroquia logrosana.

José Manuel Rubio es muy admirado y querido, no solo por los feligreses de la población sino también por sacerdotes de otras comunidades. Le gusta mucho viajar y asistir a todas las reuniones que se celebran por diferente motivo en Plasencia, Pago San Clemente, Miajadas y Don Benito, entre otros lugares.

En el homenaje de sus bodas de oro estuvo siempre muy arropado por toda su familia. El acto tuvo lugar en la parroquia de San Mateo Apóstol de Logrosán, con aplausos que duraron más de dos minutos nada más dar la bendición.

Al término del acto religioso, se ofreció a todo el pueblo un pequeño convite en los salones parroquiales organizado por diferentes agrupaciones, asambleas y vecinos de la localidad. No faltaron las numerosas felicitaciones. Hay que recordar que este sacerdote lleva ya más de 33 años como párroco en el municipio logrosano.

José Manuel Rubio se llevó un bonito regalo como recuerdo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos