Los agricultores lamentan la falta de lluvia y critican la respuesta de las administraciones

FÉLIX BARROSO

Los agricultores de Tierras de Granadilla y Valle del Alagón critican la respuesta de las compañías aseguradoras y la Junta de Extremadura ante la sequía que afecta al campo extremeño. Cipri Paniagua Paniagua, de Ahigal, se queja de que ha invertido 600 euros en unas charcas, pero no tiene derecho a nada. «La Administración regional no distingue entre la Extremadura latifundista y aquella otra en que la tónica general son las fincas pequeñas y repartidas, casi un minifundio».

Según lamentan en la zona, los más afectados son los pequeños y medianos ganaderos y agricultores. «Los ganaderos no hacen otra cosa que desembolsar miles de euros para adquirir pacas y piensos. Y los agricultores ya ven que la aceituna de mesa, que es toda una fuente de ingresos para la zona, habrá que dejarla en su mayor parte para el molino o para que se la coman los 'tórduh' (estorninos)», cuentan. Por su parte, los pequeños y medianos agricultores y ganaderos de estas dos comarcas con la Junta comentan que «la política agraria de la Junta solo favorece a los terratenientes, a los grandes propietarios, pues las únicas ayudas que han ofrecido han sido subvenciones entre el 40 y 70% para cubrir gastos en la construcción de pozos y charcas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos