Hoy

El exceso de velocidad, entre las posibles causas del accidente que dejó tres muertos

fotogalería

Operarios y bomberos durante las tareas necesarias para cargar el vehículo accidentado en la grúa. :: S.B.

  • Se trata de dos jóvenes vecinas de Valverde de la Vera y Viandar y uno de Madrigal, además de una cuarta ocupante que resultó herida y ya se recupera en su domicilio

El exceso de velocidad es una de las hipótesis que barajan las autoridades como posible causa del accidente de tráfico que dejó a primera hora de la mañana de ayer domingo tres familias rotas y con ellas un enorme dolor en toda la zona. Todo ocurrió en una carretera que habitualmente lleva y trae turistas a esta comarca, la autonómica EX-384 que une la comarca verata con la Autovía de Extremadura y la población toledana de Oropesa, donde tres jóvenes perdieron la vida y una cuarta resultó herida cuando regresaban a sus respectivas poblaciones después de una noche de fiesta en Talavera de la Reina (Toledo).

A poco más de un kilómetro de distancia del casco urbano de Madrigal de la Vera perdieron su vida Jenifer Fernández Torés y Claudia S., de 22 años de edad, y un joven conocido entre los vecinos como 'Manu', de 28, al salirse de la vía el vehículo en el que viajaban y volcar con gran violencia, como muestran las fotografías. Más suerte tuvo otra joven, Sandra V., de 17 años, que tras el siniestro fue ingresada en el hospital Campo Arañuelo de Navalmoral de la Mata en estado «menos grave» y que ayer mismo recibía el alta hospitalaria, recuperándose ya de las heridas en su domicilio.

Los cuatro regresaban de madrugada -cerca de las siete de la mañana- de las fiestas de San Isidro que se celebran en Talavera de la Reina, según confirmó a la agencia Efe Nathalie Duprez, alcaldesa de Valverde de la Vera, localidad de donde era una de las fallecidas. De inmediato se sucedieron las reacciones en los municipios de la comarca afectados, como Madrigal, cuyo Ayuntamiento decretó tres días de luto oficial y colocó las banderas a media asta, según dio a conocer mediante un bando en el que lamentaba el «terrible accidente» ocurrido en su término municipal.

Padre de un niño

En esta turística población cacereña, limítrofe con la provincia de Ávila, vivían uno de los fallecidos, el conductor del vehículo, un joven rumano de 28 años afincado hace tiempo en Madrigal y padre de un niño pequeño, y la chica herida, a la que trasladó una ambulancia medicalizada del Servicio Extremeño de Salud hasta el hospital de Navalmoral con una fractura nasal. Así lo informó el alcalde, Luis Carlos Ferreiro, que estuvo desde primera hora en el lugar de accidente, la zona conocida como La Vega.

Estado en el que ha quedado el vehículo.

Estado en el que ha quedado el vehículo. / M. A. M.

Junto al conductor, murieron dos jóvenes de 22 años, Jenifer Fernández Torés y Claudia S., la primera natural de Viandar de la Vera y la segunda de Valverde, localidad que hoy tiene previsto celebrar un pleno para decretar un día de luto, además de habilitar la casa de cultura como velatorio.

El primer teniente de alcalde de Madrigal, José Julio Tiemblo, recordaba como la familia de Manu llegó a la población desde Rumanía, en busca de un futuro mejor. Se trata -prosigue Tiemblo- de una familia que estaba perfectamente integrada en la población y que desde su llegada ha tenido varias ocupaciones, como la construcción y la hostelería. Precisamente en este último sector estaba ocupado Manu, camarero en un hotel rural, mientras que su tía se encarga de una churrería en la misma población. Precisamente su tía reconocía que al fallecido le gustaba la velocidad y que ya había sufrido otros accidentes de tráfico recientemente. «Le gustaba correr, pero no para que le pasara esto», lamentaba visiblemente afectada.

Muestras de condolencia

A las muestras de condolencia, que fueron innumerables en toda la zona desde que se conoció lo ocurrido, se sumó a media mañana la del presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, «uniéndose al dolor de las familias de La Vera que han perdido a sus hijos a una edad en la que duele todavía más. Sentirnos todavía más a su lado y expresar toda la solidaridad», aseguró.

Hasta el lugar del accidente se desplazaron una Unidad Medicalizada de Navalmoral, personal médico del Punto de Atención Continuada de Villanueva de la Vera y efectivos de Guardia Civil de Tráfico y Seguridad. También intervinieron varias dotaciones del Parque de Bomberos del Sepei de Navalmoral para excarcelar los cuerpos de los afectados que quedaron atrapados en el interior del turismo siniestrado. Y es que el turismo quedó totalmente destrozado tras salirse de la vía por la derecha. Tras arrollar el guardarraíl, el coche volcó y golpeó violentamente contra el muro de piedra de un huerto cercano, que quedó parcialmente derruido, mientras que el turismo continuó su trayectoria aun una veintena de metros más, quedando volcado junto a la misma vía.

Igualmente, los equipos de mantenimiento de la EX-384 tuvieron que realizar diversos trabajos en la zona, pues restos del vehículo siniestrado quedaron esparcidos por las inmediaciones debido a la violencia del impacto.

Los cuerpos de los fallecidos fueron trasladados en un primer momento al Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Cáceres. A lo largo de la jornada de ayer volvieron a sus respectivas poblaciones las fallecidas de Valverde y Viandar de la Vera, donde una será enterrada hoy, mientras que la otra joven será incinerada. El cuerpo del joven Manu no regresó a Madrigal, pues según informó el alcalde de esta localidad, se quedó en Cáceres tras serle realizada la autopsia para ser incinerado, pues sus familiares habían mostrado su deseo de trasladar las cenizas a su país de origen, Rumanía.