Hoy

Una fuga en una termosolar obliga a los vecinos de Madrigalejo a encerrarse en casa

Ubicación de la termosolar.
Ubicación de la termosolar. / Hoy
  • El incidente se produjo a las ocho y a las diez de la noche de este viernes el derrame de aceite ya había sido controlado

Una fuga de aceite en una central termosolar ha obligado a los vecinos de la localidad cacereña de Madrigalejo, de 1.862 habitantes, a encerrarse en sus casas con puertas y ventanas cerradas durante dos horas la noche del viernes. En concreto, se ha produjo una fuga de entre 1.000 y 1.500 litros de HTF, una mezcla de dos hidrocarburos.

Fuentes del Centro de Urgencias y Emergencias 112 de Extremadura han asegurado a Efe que el escape, que se ha producido sobre las ocho de la tarde, ha sido controlado y que no hay riesgo de explosión.

Poco antes de las diez de la noche se ha desactivado el nivel uno de emergencia y se ha comunicado al alcalde, Sergio Rey, que los vecinos ya podían salir de sus casas.

La planta, aunque está situada en el termino municipal de Navalvillar de Pela (Badajoz), está a solo un kilómetro y medio de Madrigalejo, aproximadamente.

Tras producirse es escape, el alcalde de Madrigalejo alertó a los vecinos a través de las redes sociales de que permanecieran en sus casas hasta nuevo aviso. La Policía Local también dio el mismo aviso recorriendo las calles del pueblo.

En un vídeo colgado en Facebook, el alcalde explicaba a los vecinos que se trataba de una "pequeña fuga" y de que se percibía un "tufo raro", y pedía a la gente que estuviera tranquila.

En Vegas Altas (pedanía de Navalvillar) se ha emitido un bando similar al de Madrigalejo para que los vecinos no salieran de sus casas. Además, el extraño olor se ha percibido en otras localidades de la zona como Los Guadalperales, también en la provincia de Badajoz.

Fluido térmico

En la central solar termoeléctrica Termosol, que consta de dos plantas, se genera electricidad a partir de la radiación solar, mediante el calentamiento de un fluido térmico (aceite térmico o HTF) hasta unos 390ºC, que, a su vez, calienta agua, generando vapor, siendo éste el que mueve una turbina conectada a un generador eléctrico. Este mismo aceite se emplea también para calentar un tanque de sales fundidas a alta temperatura (390ºC), de forma que en momentos sin luz solar, éstas sales cedan calor al aceite térmico, y pueda continuarse generando electricidad.