Hoy

Homenaje al labrador que descubrió la cueva de Castañar hace 50 años

La cueva de Castañar de Ibor se considera una gran geoda en formación::
La cueva de Castañar de Ibor se considera una gran geoda en formación:: / ANA BLÁZQUEZ
  • El agricultor Máximo Alonso Díaz halló el teroso geológico en 1967 cuando el suelo se hundió y engulló las patas de la mula con la que araba

Máximo Alonso Díaz descubrió hace 50 años la cueva de Castañar de Ibor (Cáceres), una auténtica joya geológica extremeña. La cueva fue descubierta de manera casual en 1967 mientras Máximo realizaba tareas de laboreo y el suelo engulló las patas de su mula.

En la superficie de ese lugar no había evidencias de la posible existencia de en el subsuelo de formación geológica alguna, lo que explica su tardío descubrimiento.

El director general de Medio Ambiente de la Junta, Pedro Muñoz, ha entregado una placa conmemorativa a la familia de Máximo. En este primer acto con motivo del 50 aniversario, celebrado en la Casa de la Cultura de la localidad cacereña, ha tenido lugar también una conferencia sobre los valores de la cueva impartida por Ana María Alonso, directora de numerosos trabajos de investigación sobre el origen y desarrollo de las formaciones geológicas que alberga.

La experta ha dado a conocer este monumento natural, que "encierra un maravilloso mundo de formas y colores que se han ido labrando a lo largo de los últimos millones de años y cuya formación responde a la singular geología de la comarca de Las Villuercas".

Asimismo, se ha presentado también el libro "Monumento Natural. Cueva de Castañar. Un laboratorio natural", en el que a lo largo de once capítulos se trata la historia del espacio, la geología de la zona, el proceso de transformación de los minerales, las medidas de conservación, las condiciones medioambientales, su biología y su Centro de Interpretación.

Otras actividades organizadas con motivo de la efeméride se celebrarán el 6 de mayo, en coincidencia con la celebración del "Geolodía", son una excursión de campo en el entorno de la cueva, su Centro de Interpretación y en el entorno de Risco Carbonero, donde se estudiarán materiales de la misma edad que en los que se formó el monumento natural.

20 años como Monumento Natural

El 26 y 27 de mayo tendrá lugar por primera vez en Extremadura, y en concreto en el Centro Cultural Puebla y Villa de Guadalupe una sesión científica de la Sociedad Geológica de España coincidiendo, además, con la Semana Internacional de los Geoparques.

Además del 50 aniversario del descubrimiento de la cueva, se celebra el 20 aniversario de su declaración como Monumento Natural por su “espectacular belleza y valor científico”. Con este motivo se organizarán varias jornadas divulgativas y de promoción del Espacio Natural Protegido.