Hoy

El exalcalde de Carcaboso entrará en prisión por no indemnizar a varios vecinos

Alberto Cañedo.
Alberto Cañedo. / Hoy
  • La situación viene derivada de un proceso en el que fue condenado a 8 años de inhabilitación por un delito de prevaricación urbanística

El exalcalde de Carcaboso (Cáceres) Alberto Cañedo entrará en prisión ante la imposibilidad de hacer frente a las indemnizaciones y costas judiciales derivadas de un proceso en el que fue condenado a ocho años de inhabilitación, salvo que esta medida sea suspendida o se le conceda un indulto.

"La orden de ingreso en prisión es inminente", ha dicho a EFE el exalcade de esta pequeña localidad cacereña, de algo más de un millar de habitantes y de la que fue primer edil tanto a título de no adscrito como por los regionalistas PREx CREx.

El Juzgado de lo Penal de Plasencia (Cáceres) condenó en octubre de 2015 a Cañedo a ocho años de inhabilitación para el ejercicio de empleo o cargo público por un delito de prevaricación urbanística, así como al pago de unas indemnizaciones, una multa de 17 meses con cuota diaria de 12 euros y al abono de las costas procesales.

En la sentencia, la titular del Juzgado consideró a Cañedo autor criminalmente responsable de un delito de prevaricación urbanística en relación a la promoción de una viviendas.

El Ministerio Fiscal y la acusación particularreclamaban 18 meses y tres años de cárcel respectivamente, además de nueve años inhabilitación y multa de 18 meses con cuota la acusación particular, que representaba a las seis familias de Carcaboso propietarias de la promoción de viviendas unifamiliares para la que Cañedo dio la licencia de primera ocupación y habitabilidad.

Tal y como recogía la sentencia, el exalcalde concedió esa licencia en 2009 en contra de los informes negativos del aparejador y del secretario del Ayuntamiento, que dejaron claro en los mismos que las viviendas carecían de elementos esenciales, pues la obra de urbanización estaba inacabada por carecer, entre otras, de alumbrado público y red eléctrica.

Además, también recogía la jueza, el secretario instó al alcalde a que pidiera otro informe al aparejador para saber si el aval de 13.470 euros del constructor era suficiente para terminar la obra. Pero el exregidor no lo pidió tampoco y otorgó la licencia.

Finalmente la obra no se terminó por el constructor ni por el Ayuntamiento y el aval, que según la sentencia era insuficiente, venció. Y los afectados estuvieron cinco años viviendo con luz de obra hasta que han completado, con su dinero, la instalación eléctrica de sus viviendas.

Cañedo

A juicio del exalcalde, los hechos fueron meramente "administrativos" y hacían referencia a una licencia urbanística, "pero nada relacionados con los casos de corrupción urbanística que todos conocemos".

Según ha explicado, no puede pagar la multa -unos 6.000 euros en total- hasta que no abone las indemnizaciones fijadas para los denunciantes, unos 37.000 euros; unas peritaciones que se realizaron para el juicio, "unos 18.000 euros", y las costas del juicio.

"No tengo 60.000 euros, ni los he tenido nunca ni los tendré", ha dicho Cañedo, padre de un hijo y empleado del Ministerio de Medio Ambiente. De ingresar en prisión, el tiempo de reclusión será de ocho meses y medio, según ha agregado.

Cañedo ya fue condenado anteriormente a otros nueve años de inhabilitación por prevaricación administrativa por un caso de incumplimiento de sus obligaciones en materia de acceso al derecho de información con respecto al Grupo Socialista.

En concreto, el entonces alcalde no contestó a 5 de las 700 preguntas que presentó un edil socialista de la oposición en 2 años. A pesar de que posteriormente contestó a las citadas cinco, la juez estimó que se realizaron fuera del plazo legal.

"Para un alcalde de un municipio pequeño, contestar a 700 preguntas en dos años es muy complejo", ha agregado.

Además de que ambas sentencias han sido recurridas ante el Tribunal Constitucional por considerar que la magistrada no atendió sus alegaciones por desconocer la Ley de Bases de Régimen Local, Cañedo ha pedido el indulto, una solicitud que cuenta con apoyos a través de la plataforma Change.org.

"Me llama la atención que Arthur Mas sea condenado a dos años de inhabilitación por desobediencia al Constitucional, y yo a 17 años, en total, por una cuestión meramente administrativa", ha dicho el exalcalde.

A su juicio, las sentencias emitidas contra él tiene su origen en dos procesos que nacen por haber dicho no a "actitudes caciquiles y de servilismo" por parte de otros.