Hoy

Un roscón de Reyes con una sorpresa valorada en 600 euros

Sonia, Nino y Consoli García Cotrina, con un roscón de Reyes. :: JSP
Sonia, Nino y Consoli García Cotrina, con un roscón de Reyes. :: JSP
  • Una panadería quiere cerrar la celebración de su 80 aniversario regalando una sortija con un diamante

Durante 2016, se han repartido diversas degustaciones de un modo especial, como bollos de pascua en formato reducido, hornazo y empanadillas, así como pequeños bollos de pan, sin olvidar empanadas y 'huesos', entre otros productos tradicionales. Algunos de ellos han estado presentes durante todo el año y otros se han dado a probar en determinadas épocas, según festividades. Ese ha sido una de las fórmulas utilizadas por los responsables de la Panadería de Vienas, en Emilio Martínez de Trujillo, para festejar con sus clientes su 80 aniversario. También han elaborado material promocional para dar a conocer este cumpleaños.

Ahora, sus responsables quieren terminar esta celebración a lo grande. Tras valorar distintas propuestas, pretenden envolver de magia, aún más, el 5 de enero, día previo a los Reyes. Por este motivo, han decidido hacer un regalo muy especial, que estará metido en uno de los más de 200 roscones de Reyes que elaborará ese día esta panadería. Se trata de una sortija con un diamante, valorada en 600 euros, que contará con su certificado de autenticidad. Para evitar que se dañe, el agraciado o agraciada se encontrará una etiqueta para canjearla por la preciada joya.

Las mismas oportunidades

Dos de las responsables de este establecimiento, las hermanas Consoli y Sonia García Cotrina tienen bien estudiado el sistema para evitar malos entendidos y que todos los clientes tengan las mismas oportunidades. Ese día 5 se elaborarán todos los roscones, con la receta de siempre, con ingredientes naturales y a un mismo tamaño. Como manda la tradición, en cada uno de ellos, irá con un haba y dos o tres sorpresas. En esta ocasión, esa etiqueta de la sortija irá metida en el mismo soporte que el resto de sorpresas. Una vez hecha esta operación, nadie sabrá el roscón premiado con la joya. A partir de ahí, comenzarán su venta y deberán esperar a que se identifique la persona afortunada para entregarle su regalo fin del aniversario.

Estas promotoras, con caras de gran ilusión, apuntan que decidieron este sistema porque es llamativo y diferente. Además, creen que puede ser un buen recuerdo para la persona que le toque esta sortija para que se acuerde de la panadería. Matizan que lo darán a conocer al público.

Los hermanos García Cotrina (Nino, Consoli, Sonia y Urbano) son la tercera generación que regenta esta panadería, que fue puesta en marcha por sus abuelos en 1936. Continuaron su padre, Saturnino y su tío Antonio, ayudados por la familia y ahora siguen ellos. Los actuales regentes reconocen que toda esta labor la llevan a cabo en memoria de su padre, que falleció hace unos años.