Hoy

Colectivos feministas piden la retirada de los carteles que adornan el edificio multiusos

Estos son los carteles que no gustan a los colectivo feministas. :: MAM
Estos son los carteles que no gustan a los colectivo feministas. :: MAM
  • Consideran que son «un compendio de los más rancios estereotipos»

La asociación feminista Amatista, el colectivo El Tren de la Libertad Morado y Ecofeminismo de Ecologistas en Acción Campo Arañuelo han remitido un escrito al Ayuntamiento, y a los partidos que forman la Corporación municipal, en el que piden que se cumpla la ley y se retiren los carteles situados en la fachada del edificio multiusos por considerarlos sexistas.

«Como los poderes públicos no velan por las leyes que aprueban, y borran con una mano lo que escriben con la otra, tendremos que hacerlo los ciudadanos y ciudadanas», señalan en una nota de prensa.

En la misma recuerdan que la Ley 8/2011 de 23 de marzo, de Igualdad entre mujeres y hombres y contra la violencia de género en Extremadura, dice que la Junta y el resto de administraciones públicas promoverán «la transmisión de una imagen igualitaria, plural y no estereotipada de los hombres y de las mujeres en los medios de información y comunicación. En todo caso, velarán para que la imagen de las mujeres que se transmita a través de esos medios y de la publicidad sea igualitaria, plural, libre de los anacronismos y estereotipos sexistas tradicionales de su subordinación a los hombres y pongan de manifiesto, por el contrario, la pluralidad de funciones y papeles que ejercen en los diversos ámbitos de la sociedad».

Sin embargo, consideran que a la administración, en este caso al Ayuntamiento, no le importa incumplir las leyes, dado que en muchas ocasiones la imagen que se transmite de las mujeres sigue siendo «estereotipada y sigue respondiendo a los modelos tradicionales sexistas».

Ejemplo denigrante

«Un ejemplo que nos parece denigrante, y que sin embargo parece pasar desapercibido, son los anacrónicos carteles que pretenden adornar la plaza multiusos construida por el anterior equipo de gobierno, explican. Una niña disfrazada de vaquita entre dos niños vestidos como toreros; un grupo musical donde la niña es la cantante -el reclamo estético y no alguien capacitado para tocar un instrumento-, niñas vestidas de princesas o hadas y niños deportistas. Todo un compendio de los más rancios estereotipos que ofrecemos cada día a la población para que siga reproduciendo los patrones establecidos».

Los colectivos que hacen la petición añaden que desde esas vallas la administración que dice velar por los intereses de las mujeres «grita cada día a niños, niñas y mayores que nada debe cambiar, que las mujeres deben seguir cumpliendo su rol, que las niñas no hacen deporte ni tocan instrumentos, sino que no son más que objetos decorativos, nunca personas o ciudadanas». De ahí que soliciten que se retiren de inmediato esos símbolos «y cualquier otro que atente contra los derechos y la dignidad de las mujeres de todo espacio público».