Hoy

Naturaleza y ciclismo se unen en una nueva edición de la ruta 'Trujillo y sus berrocales'

Integrantes de la asociación ciclista Francisco Pizarro. :: JSP
Integrantes de la asociación ciclista Francisco Pizarro. :: JSP
  • Esta marcha en bicicleta de montaña tendrá lugar el día 27 de noviembre

Mostrar el entorno de la ciudad puesto a disposición de los cicloturistas y además tener un jornada de convivencia entre todos los participantes. Esos son algunos de los objetivos que se ha marcado la Asociación Ciclista Francisco con la celebración de la ruta 'Trujillo y sus berrocales', que tendrá lugar el 27 de noviembre. Con la realización de esta prueba de bicicleta de montaña, este colectivo recoge el testigo del Club Ciclista Francisco Pizarro, que ha organizado las ediciones anteriores. A pesar de ello, sus integrantes seguirán colaborando, matiza el coordinador de la asociación ciclista, Miguel Pino. No tiene dudas de que va a ser un tiempo para disfrutar de la belleza natural de la ciudad.

Las previsiones de los organizadores es que participen alrededor del centenar de corredores, muchos de ellos de la zona. La salida y llegada será la ermita del Cristo de la Vida. Desde este lugar se irá por el entorno de la ciudad por caminos y callejas para recorrer 55 kilómetros. Pino apunta que se trata de un itinerario con poca dificultad, accesible a cualquier aficionado a la bicicleta. Además, se harán varias paradas. Una de ellas tendrá lugar en los aledaños al castillo, donde se producirá el avituallamiento con la degustación de un bocadillo de patatera.

Itinerario alternativo

También se han diseñado un itinerario alternativo para las categorías más pequeñas. De hecho hay un grupo importante de menores de 14 a 16 años que llevarán a cabo una prueba de 10 kilómetros. Con estos condicionantes, insiste en que esta iniciativa está abierta a todo el mundo. Para ello, es necesario formalizar una inscripción. Este coordinador explica que su entidad se ha hecho cargo de organizar esta prueba porque si no, se hubiese perdido. «Nadie quería eso. Siempre ha tenido una buena aceptación». Matiza que no habrá tramos de competición. Con esta fórmula, se reducen los gastos. Añade también que esta marcha servirá de antesala a la temporada para un grupo de participantes que se ha animado a pertenecer a este colectivo. Igualmente, otros corredores se pueden inscribir.

En esta marcha, no faltarán una ambulancia, médico y coche escoba, además de los voluntarios. Tras la prueba ciclista, habrá un tiempo de convivencia en la zona de la ermita del Cristo de la Vida, de Huertas de Ánimas, con una degustación de migas. En este caso, se unirán familiares de corredores. Miguel Pino confía en que el tiempo dé una tregua para disfrutar de este día.