Hoy

La Coral Jaraiceña aprovecha el tradicional concierto de Santa Cecilia para despedirse

Joaquín Jiménez y la Coral Jaraiceña, despidiéndose. :: p. d. cruz
Joaquín Jiménez y la Coral Jaraiceña, despidiéndose. :: p. d. cruz
  • El más destacado, un pequeño concierto al término de la misa, en esta ocasión de acción de gracias, que cantó el propio orfeón, dirigido por su director y fundador, Joaquín Jiménez García

La Coral Jaraiceña celebró el martes la festividad de Santa Cecilia, patrona de los músicos, como ha venido haciendo desde 1978. Festejó esta efemérides con varios actos. El más destacado, un pequeño concierto al término de la misa, en esta ocasión de acción de gracias, que cantó el propio orfeón, dirigido por su director y fundador, Joaquín Jiménez García.

La Coral Jaraiceña aprovechó el concierto para despedirse, tras casi cuarenta años de existencia.

Su disolución fue acordada hace varias semanas en una asamblea abierta a toda la localidad por sus miembros en vista de que no se resolvían los problemas técnicos que vienen padeciendo desde hace un año, agravados por la jubilación del director, que ha regresado de Madrid estos días para dirigir por última vez a la coral. Como ex párroco también de las iglesias jaraiceñas, durante la homilía señaló que era el momento de dar las gracias por todo lo vivido más que dejarse llevar por la nostalgia, lo que no evitó que se escaparan algunas lágrimas entre los coralistas.