Hoy

Mujer Jaraiceña recupera la tradición de los bordados

Alumnas realizando bordados. :: p. d. cruz
Alumnas realizando bordados. :: p. d. cruz
  • El curso se ha empezado a impartir en su sede, ubicada en los salones municipales multiusos de la avenida de Yuste

La asociación de amas de casa, consumidores y usuarios Mujer Jaraiceña ha programado para este último trimestre de 2016 diversas actividades, entre las que se encuentran varios cursos. Uno de ellos es el de bordados. El curso se ha empezado a impartir en su sede, ubicada en los salones municipales multiusos de la avenida de Yuste. Allí, las afiliadas han iniciado el aprendizaje de los bordados, recuperando de este modo una tradición o costumbre que ha estado muy arraigada en la población, pero que en los últimos años había decaído con la desaparición de las profesionales de esta actividad.

Hasta finales del pasado siglo, los talleres de corte y confección, bordados y bolillos eran muy abundantes en la localidad. La decadencia llegó a partir de la década de los setenta, periodo en el que todo lo artesanal inició una caída en picado que ha dejando a estos menesteres en algo residual.