Hoy

Juan Fernández Paredes necesita algunas mejoras

El monolito que está deteriorado hace años. :: JSP
El monolito que está deteriorado hace años. :: JSP
  • El deteriorado monolito, los baches en diferentes calles y la falta de luz son algunas carencias

Hace años que se encuentra en mal estado. Ahora, una vecina 'coraje', Quica, vuelve a la carga para intentar dar cierta dignidad a este monumento. «¿Dónde tengo que ir para que lo arreglen», se pregunta. Se trata del monolito dedicado a Juan Fernández Paredes, en la barriada que lleva su nombre. Fue el fundador del patronato que puso en marcha sus 64 viviendas creadas en 1974 y dirigidas a personas con pocos recursos. Ahora, se encuentra con las cadenas caídas y piedras arrancadas.

Sostiene que, en diferentes ocasiones, gracias a la iniciativa vecinal, se ha ido arreglando. Por distintas circunstancias, lleva ya tiempo sin que se hagan mejoras. «Damos una impresión de dejadez». Opina que los vecinos de esta barriada no deben olvidar sus orígenes y cómo se crearon estas viviendas. Por ello, reivindica ese adecentamiento.

Otra vecina, que prefiere permanecer en el anonimato, cree que todos los inquilinos de la zona deberían recordar quién les facilitó estas viviendas. «Muchos se han olvidado de él». Recuerda que llegaron a crear una agrupación, con su junta directiva, donde se ponía una cuota para mantener el barrio adecentado. Al final, llegaron los malentendidos y algunas disputas y se abandonó la organización. Por ello, sostiene que ha faltado unión. A pesar de ello, está dispuesta a reivindicar donde sea el mantenimiento de la barriada y del monolito.

María Del Carmen es otra inquilina de Juan Fernández Paredes. Tanto ella, como otras compañeras apuntan que el 'juego' de determinados jóvenes ha provocado el destrozo tanto del monolito como de algunos desperfectos del parque existente. Manifiesta, además, que no es el único problema que tiene esta zona. La existencia de numerosos baches en distintas vías, además de la falta de iluminación son las principales carencias que tiene el barrio. Algunos vecinos aseguran que hace, al menos, 17 años, que no se hacen arreglos importantes. Consideran que solo existen acciones a las puertas de las elecciones.