Hoy

La Junta descarta la terminal ferroviaria proyectada en el polígono por motivos técnicos

La primera piedra se colocó en marzo del 2015. :: MAM
La primera piedra se colocó en marzo del 2015. :: MAM
  • Asegura que existen condicionantes que no se tuvieron en cuenta en el proyecto que sacó a concurso el anterior Ejecutivo regional

Condicionantes técnicos. Esa es la razón que ha llevado a la Junta de Extremadura a resolver el contrato que firmó en su día con la empresa adjudicataria de las obras, Intervías, para construir la terminal ferroviaria intermodal de Navalmoral, que iba a estar ubicada junto al macropolígono industrial expacionavalmoral para facilitar así la llegada y salida de mercancías a las empresas ubicadas en el mismo.

Esa terminal ocuparía 16,5 hectáreas al incluir el vial de acceso, los ramales de conexión con la línea férrea Madrid-Cáceres, los nuevos sistemas de señalización, las principales vías de carga/descarga y expedición, las losas de carga y acopio de contenedores, el edificio técnico, las instalaciones eléctricas y de saneamiento y el cerramiento de toda la instalación.

Así lo detalló al presentar el proyecto, en febrero del 2015, el entonces consejero de Fomento, Víctor del Moral, al tiempo que destacó el "esfuerzo que estaba haciendo el Gobierno regional (presidido por José Antonio Monago) para crear infraestructuras modernas y bien equipadas para la llegada de empresas". En ese acto le acompañaron el anterior alcalde, Rafael Mateos, y técnicos de su departamento.

Tan ambiciosa instalación se iba a construir a dos kilómetros del casco urbano al este de la población, con 7,5 kilómetros de vías, una capacidad de 320.000 contenedores anuales y un coste de 6,4 millones de euros. De hecho meses después de la presentación se puso la primera piedra, estimando entonces las autoridades presentes que las obras estarían terminadas a finales del 2016 y a primeros del 2017, toda vez que el plazo de ejecución era de 20 meses.

Imposible de ejecutar

Sin embargo todo eso ha quedado, por el momento, en una ilusión al paralizarse la construcción de la terminal, según desveló semanas atrás el grupo municipal popular y ha confirmado, a preguntas de HOY, la consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio.

Esa paralización se ha debido, según sus explicaciones, a la "imposibilidad material de ejecutar las obras con las características contempladas en el anteproyecto que sirvió de base para la licitación al no haberse tenido en cuenta, a la hora de su redacción, la existencia de determinados condicionantes técnicos puestos de manifiesto, fundamentalmente, por parte del ADIF", el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias.

Esos condicionantes llevaron a la empresa adjudicataria a solicitar la resolución del contrato de mutuo acuerdo, accediendo la Junta a esa petición. No obstante, desde la Consejería se asegura que el proyecto no se abandona y que se retomará al 100%, aunque no se dan fechas.

36,5 millones invertidos

Volviendo al expacionavalmoral, construido en la carretera de Rosalejo, en octubre se cumplieron cuatro años de su inauguración por el entonces presidente de la Junta, José Antonio Monago, afirmando ese día dirigentes de Avante que existían conversaciones muy avanzadas con algunas empresas para su ubicación en el mismo. Cuatro años después todavía no hay ninguna, después de invertir alrededor de 36,5 millones de euros.