Hoy

El Otoño Mágico del Valle del Ambroz busca ser declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional

  • Un programa que, según Mateos, se ha podido llevar a cabo gracias a la ayuda de la Dirección General de Turismo, la Secretaría General de Estructuras, Diputación de Cáceres y, también, con el apoyo de los empresarios y particulares de la Mancomunidad del Valle del Ambroz

El 'Otoño Mágico' del cacereño Valle del Ambroz, considerada Fiesta de Interés Turístico de Extremadura en 2011, ha intentado en su décimo novena edición ser Fiesta de Interés Turístico Nacional, sin embargo, a pesar de cumplir todos los requisitos que se demandan para solicitar este reconocimiento como son la antigüedad y el apoyo de las instituciones, a este certamen le faltaba repercusión en los medios de comunicación, un gasto al que la organización «no podía hacer frente».

Así, el presidente del Grupo de Acción Local del Valle del Ambroz, Oscar Mateos, ha reconocido en la rueda de prensa celebrada este lunes en Cáceres, que este año han querido presentarse para que esta fiesta sea de interés nacional, sin embargo, Mateos ha explicado que «los fondos económicos de acción local no llegaron a tiempo», por lo que «no podían garantizar un programa como el que al final han conseguido».

Un programa que, según Mateos, se ha podido llevar a cabo gracias a la ayuda de la Dirección General de Turismo, la Secretaría General de Estructuras, Diputación de Cáceres y, también, con el apoyo de los empresarios y particulares de la Mancomunidad del Valle del Ambroz. «Todos ellos han hecho posible que podamos celebrar el 'Otoño Mágico'», ha expresado Mateos. Por ello, ha adelantado que en la próxima edición «sí tendrán esos fondos» y podrán conseguir este objetivo. «Podemos conseguirlo», ha reiterado.

Esta nueva edición, que ya tuvo algunas «rutas previas» en septiembre y que funcionaron «muy bien», según ha explicado el gerente de la asociación para el Desarrollo Integral Del Valle del Ambroz (Diva), Diego Curto, tiene como lema 'Emociones compartidas', un eslogan que hace referencia a «la química» entre aquellos que visitan la mancomunidad y los que viven allí.

El programa de actividades, que abarca todos los fines de semana de noviembre, da inicio este viernes, 28 de octubre, y hasta el 11 de diciembre, con actividades en la naturaleza como son el senderismo, micología, rutas en bicicleta, carrera por montaña o raid de aventura, además de música, teatro, exposiciones, magia y fotografía.