Hoy

Piden prisión para el regidor y exalcalde de El Gordo por un delito de prevaricación

Bautista Sánchez y Elías Correas, exalcalde y regidor de El Gordo.
Bautista Sánchez y Elías Correas, exalcalde y regidor de El Gordo. / HOY
  • La Fiscalía provincial de Cáceres también los ha acusado de malversación de caudales públicos y pide cuatro y tres años para cada uno de ellos

La Fiscalía provincial de Cáceres ha acusado de prevaricación administrativa y malversación de caudales públicos al exalcalde del municipio cacereño El Gordo y al actual regidor, ambos del PP, por la adjudicación de las obras de una residencia de ancianos y pide cuatro y tres años de prisión para cada uno de ellos, respectivamente.

A los acusados Bautista Sánchez y Elías Correas, exalcalde y regidor, respectivamente, se suman el arquitecto de la obra y un técnico municipal que ejerció la función de dirección de obra.

En el escrito de acusación al que ha tenido acceso Efe, la Fiscalía solicita además para todos ellos la inhabilitación para empleo y cargo público durante ocho años, excepto para el exalcalde, para el que demanda 16 años.

Los hechos ocurrieron en noviembre de 2009 cuando Sánchez promovió como alcalde la construcción de una residencia de ancianos en El Gordo con un presupuesto de 2,6 millones de euros.

Para la adquisición del terreno donde se debía construir, el ayuntamiento firmó un contrato de compra-venta a través de un procedimiento "sin publicidad y sin promover concurrencia de oferta", aunque "fue ajustado a las normas legales", según la Fiscalía.

El contrato de las obras fue por procedimiento abierto y adjudicado a la Sociedad Guinea y La Loma.

El entonces alcalde encomendó la redacción del proyecto al arquitecto procesado y la dirección de obra al técnico municipal también encausado.

El Ministerio Fiscal señala que ambos, por su profesión, "sabían cómo se debía de hacer la adjudicación, pero para asegurarse la obra prescindieron de las normas de contratación e hicieron una adjudicación directa y no existió contrato alguno".

Por otra parte, Sánchez y el teniente de alcalde, regidor actual, acordaron con el contratista que una cuadra, en la zona afectada por la obra y propiedad del padre del teniente de alcalde, se derribara y se construyese mejorada en otra zona.

La obra de la cuadra fue realizada por el constructor, que no ha cobrado los 11.390 euros de gastos por los cuales reclama.

La Fiscalía ha formalizado su acusación ante el Juzgado de Instrucción número 2 de Navalmoral de la Mata para que declare la apertura de juicio oral.