Hoy

La Hermandad quiere asegurar la continuidad de San Lázaro

La ermita de San Lázaro, con la tradicional puja. :: JSP
La ermita de San Lázaro, con la tradicional puja. :: JSP
  • Habrá asamblea para aprobar la unión de las devociones de la patrona y del Cristo de la Salud

Los dirigentes de la Hermandad Virgen de la Victoria ya lo hablaron hace tiempo con quien fuera párroco de la iglesia de San Martín, Francisco García. Sin embargo, no se dio el paso definitivo. Hace unos meses, con el actual párroco de este templo, Miguel Ángel Ventana, se retomó el tema y parece que ahora sí se ha tomado la decisión, tras diferentes reuniones. Se trata de unificar las devociones de la patrona y del Cristo de la Salud, ubicado en la ermita de San Lázaro, dependiente de la iglesia de San Martín. «Quizá, son las dos devociones religiosas más importantes de la ciudad», explica el presidente, Javier Diz.

Esta decisión hay que ratificarla en una asamblea extraordinaria, que se celebrará el 29 de octubre, en el teatro Gabriel y Galán, a partir de las ocho de la tarde, en la primera convocatoria. La segunda será a las 20.30 horas. Si se tiene el visto bueno, también habrá que hacer una modificación en los estatutos, que debe ser aprobada por los socios. Posteriormente, se tendrán que presentar ante el Obispado de Plasencia.

Según Diz, como ya dijo hace unos meses en HOY, el objetivo principal de esta medida es garantizar la continuidad del culto del Cristo de la Salud y del cuidado y mantenimiento de San Lázaro. En la actualidad, esta labor está dirigida por el matrimonio Murillo Muriel, que se encarga de abrir y cerrar cada día estas instalaciones. Cuenta con numerosas visitas. La idea es continuar igual. Si así lo desean los santeros, se prestará ayuda y colaboración en las iniciativas o acciones que se puedan llevar a cabo.

El problema puede llegar cuando estos dos vecinos no puedan continuar con esta importante tarea. Por ello, con la unificación, se pretende que en un futuro esta labor esté asegurada y no pare. Lo que sí se hará es crear una nueva tesorería exclusiva del Cristo de la Salud e independiente del resto de la contabilidad de la Hermandad. Así se expondrá en la asamblea.

La unión de estas dos advocaciones no es nueva en la ciudad. El presidente explica que la devoción al Cristo de la Salud tiene sus orígenes en la ermita de San Lázaro, en el siglo XV. El párroco de la iglesia de San Martín, Francisco Reglado, a finales del siglo XIX, escribió la novena que aún se reza y que solicita la protección del Cristo. Ya en 1921 se tiene constancia de la Asociación del Cristo de la Salud y Virgen de la Victoria. Tiempo después, se separó.